El abandono de la explotación de las matas leñeras y la nula explotación ganadera extensiva de los montes y pastos en la provincia de Valladolid está derivando en el aumento coberturas vegetales trabadas con un alto grado de continuidad horizontal y vertical, que aumentan el riesgo de propagación incendios forestales.

El proyecto tiene como finalidad principal disminuir el riesgo de incendios gracias al control del rebrote de encina (Quercus ilex) y matorral por parte del ganado caprino, cuya dieta incluye gran porcentaje de material leñoso. Entre los parámetros a estudiar en diferentes épocas del año, destacan la cuantificación de la biomasa consumida y el tiempo de estancia y carga ganadera óptimas que eviten los daños a la vegetación remanente.

La idea fundamental es que le manejo de ganado caprino permita complementar labores habituales de prevención como son tratamientos selvícolas, quemas controladas o la apertura y mantenimiento áreas cortafuegos y fajas auxiliares, que quedan limitadas en el tiempo debido al rápido crecimiento de la vegetación leñosa.

Para ello, un pastor local concentrará a su rebaño en los lugares indicados hasta que criterios técnicos recomienden su retirada. Con el fin de facilitar el trabajo al pastor y localizar mejor las zonas de actuación, se instalarán cercados móviles provistos de pastores eléctricos, donde el ganado pastará acompañado de mastines sin necesidad de ser vigilado continuamente.

El estudio permitirá, además disminuir el riesgo de incendios forestales, recuperar una actividad sostenible que dinamiza el medio rural y velar por la conservación de uno de los espacios protegidos más importantes de la provincia de Valladolid.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de