El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, está llevando a cabo gestiones a todos los niveles  con la Federación de Rusia, con objeto de que, a la luz de los informes presentados,  reconsideren la decisión de prohibir la exportación de cerdos vivos y carne de porcino a sus mercados.
 
Esta decisión ha sido comunicada por el Servicio Federal de Supervisión Veterinaria y Fitosanitaria  ruso a sus inspectores veterinarios, relacionando, contrariamente a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, la evolución de la situación
epozoótica/epidemiológica de la  gripe A/H1N1 con esta cabaña ganadera, considerando a  España como zona de riesgo 2 frente a la enfermedad.
 
Debido a ello, a partir del 2 de mayo de 2009, la Federación  de Rusia ha prohibido la importación  de ganado porcino vivo, carne de porcino y productos de su transformación que no hayan sido tratados térmicamente (temperatura de tratamiento no menos de 80º, tiempo no menos de 30 minutos), desde el territorio de España. 
 
Si bien, la citada autoridad rusa no ha enviado comunicación oficial al MARM sobre la aplicación de estas restricciones, ni ha detallado el alcance de las mismas, las autoridades españolas han puesto en marcha gestiones para resolver esta situación, y se han dirigido a todos los exportadores españoles que envían estos productos a la Federación de Rusia, avisando de la posibilidad de que no se  permita la entrada de
estas mercancías, con las consiguientes repercusiones económicas, hasta que no se aclare con todo detalle esta cuestión.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de