Pedro Lencina, presidente de COAG-Murcia, anunció que la organización COAG presentará próximamente su proyecto “Red Arco” de agricultura de responsabilidad compartida, que supondrá la venta directa al consumidor de los productos de la huerta para evitar abuso en los precios de los intermediarios. La sede de la Cámara Agraria se baraja como una de las tiendas.

Agricultor y consumidor, responsabilidad el uno con el otro

La Red ARCO surgió de debates internos en COAG tras los problemas que ha sufrido la agricultura con el incremento de precios por la actuación de las grandes superficies comerciales, ante las dificultades de venta de productos ecológicos porque los ciudadanos no están concienciados en su consumo, y por la difícil subsistencia de la agricultura familiar, y así algunos agricultores han optado por realizar ellos mismo la comercialización de sus productos para sobrevivir, llegando a vender sus productos en los arcenes de las carreteras.

En algunos casos, el proyecto supondría que agricultor y consumidor mantendrían una responsabilidad el uno con el otro, suministrando el primero productos que son cultivados de una forma responsable con el medio ambiente y que son puestos en la mesa al poco de su recolección, y el consumidor paga un precio justo en el compromiso de adquisición de los mismos.

Además el consumidor sabe quién produce lo que come y cómo lo cultiva gracias a la realización de visitas a las explotaciones.

Lencina, junto al responsable de agricultura de la organización, Pedro García, han viajando a Francia para observar durante una semana una iniciativa similar, “Pays en direct”, constituida bajo una fórmula cooperativa, así como un mercado de venta directa en Marsella similar al de Zacatín de Bullas.

Otra de las ideas del proyecto sería coordinar la venta estatal de productos que localmente se encuentran con problemas por la especulación de precios.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de