Aumentar la capacidad de los suelos

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Pablo Saavedra, señaló ayer y en la Reunión de Alto Nivel “Climate Friendly Landscapes”, organizada por la Unidad de Sostenibilidad Internacional de la Fundación Príncipe de Gales en Londres, que “debemos integrar la agricultura, el clima y la política ambiental para producir más alimentos al mismo tiempo que reducimos las emisiones de gases de efecto invernadero y aumentamos la capacidad de los suelos agrícolas y forestales para secuestrar carbono, evitando su degradación y erosión”.  

En este foro, celebrado en Londres, han intervenido el Príncipe Carlos; el ministro de Agricultura de Francia, Stéphane Le Foll; la secretaria de Estado de Medio Ambiente de Reino Unido, Andrea Leadsom; y el director de Sostenibilidad de la Fundación Príncipe Carlos, Justin Mudy, entre otras autoridades.

Saavedra ha sostenido que quienes “tenemos la responsabilidad de liderar la consecución de estos objetivos deberemos orientar aún más nuestras políticas e incentivos hacia una producción de alimentos sostenible climática y medioambientalmente”

La agricultura europea, a través de la Política Agrícola Común (PAC), ha permitido “dar grandes pasos” hacia un sector más sostenible, ha añadido el secretario de Estado. En España, el desarrollo de la agricultura orgánica al amparo de la PAC ha  impulsado que tenga la mayor superficie de Europa en este tipo de producciones, con más de un millón y medio de hectáreas. 

La agricultura de conservación, que comparte en buena medida los objetivos de la Iniciativa 4 por 1000 auspiciada por Francia y a la que España se ha sumado, es una práctica cada vez más extendida en los agricultores españoles. Pablo Saavedra ha puesto en valor que cada vez son más los agricultores y las empresas agrarias que se incorporan a iniciativas para medir su huella de carbono y para poner en marcha planes de reducción o mitigación de emisiones. 

Con todo, como así ha sucedido hasta ahora, la Política Agrícola Común “deberá dar un nuevo paso evolutivo a partir de 2020”, ahondando en su faceta medioambiental y de sostenibilidad, a la luz de los compromisos de la COP 21 y de la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030, ha concluido el secretario de Estado.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de