Yoshihiro Narisawa  hizo un admirable su trabajo y una admirable su presentación, centrada en el contacto directo con el entorno natural, en su utilización, a través de dos platos que cautivaron a los asistentes: Cenizas / Viento español y Tierra de Richard, ambos basados en los elementos naturales, el leit motiv de su trabajo.

Andoni Luis Aduriz fue el siguiente cocinero en saltar a la palestra del Auditorio. En esta ocasión, su trabajo, basado en esa reflexión constante que ha hecho de su cocina una proyección de su pensamiento, le llevó a preparar platos como: Ciruelas pasas terrosas en su fondo. Notas frescas calientes. Y Salsifí fosilizado aliñado con huevas y acentos marinos, elaboraciones con las que dejó sin respiración a un público que contempló admirado su nueva técnica de fosilización de los productos a través de la creación de una segunda piel en vegetales, que toma como base la cocción de los mismo, pelados, en una solución de cal.

A continuación, llegó el debate. En este caso no cabían las medias tintas: uno de los investigadores más conspicuos de nuestra ciencia en el trabajo con transgénicos, Francisco García Olmedo, contrapuso su visión de la realidad de los cultivos globales -la base, no ya de la alta cocina, sino de la alimentación mundial- con Juan Felipe Carrasco, responsable de transgénicos de Greenpeace. Como era de esperar, poco o nada en los planteamientos de ambos eran ideas compartidas.

Así llegó la hora de los distintos seminarios: Desayuno Gourmet. Placer, salud y negocio; Gastrofacebook. Cocineros en redes sociales; Restaurante magnético ¿cómo conseguir que un restaurante esté lleno cuando los demás están vacíos? Y, por último, Cocina de Altos vuelos, platos con estrellas en los aeropuertos. Tales fueron los temas tratados en cada uno de esos seminarios.

Poco después, Kisko García, Ricard Camarena y Paco Roncero se enfrentaron al reto de presentar en sus elaboraciones los mejores aceites ecológicos del mundo, en una ponencia patrocinada por Bio Córdoba. Tras ellos, llegaron los cócteles. Los cócteles Tiki, para ser más precisos, en una sesión de mixología en la que intervinieron algunos de los mejores bartender del momento: Ángel San José, Carlos Peñaranda, Ricardo García, Antonio Basalto y Lucca Anastasio. Una fiesta, para celebrar el fin de fiesta de la segunda jornada de madridfusión 2010.

Concursos

En el capítulo de los concursos, Armando Saldanha (del restaurante Amaranto, en Tenerife) se hizo con el premio en el Concurso de Tapas de Diseño patrocinado por Mahou-San Miguel con su Bocadillo de sardinas con tomate, naranja, orégano y cebolla de güayonje.(recuerdos de vendimia en canarias). Guillaume Glories (de Entrevins, en Valencia), por su parte, se hizo con el Trofeo de Sumilleres madridfusión- Custodio López Zamarra tras una reñida final en la que resultó vencedor por su maestría en el trabajo con el vino.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de