Con este proyecto se pretende la mejora de la eficiencia del riego y ahorro de agua y posibilitar la prevención de determinadas enfermedades fúngicas.

A través de la plataforma Bynse de esta empresa, el agricultor podrá obtener, en tiempo real, información concreta y precisa del estado de sus cultivos, necesidades hídricas, estados fenológicos, riesgos de enfermedades y plagas y un largo etcétera. Durante el proyecto, los ejemplares de vid y olivo de las fincas del Imidra estarán monitorizados con un sistema de sensores, de manera que cuando sientan sed envíen un aviso al smartphone de su cuidador o se active el riego de forma automática.

Por otro lado, la implantación de sistemas de riego de apoyo en cultivos tradicionalmente de secano como la vid y el olivo, provoca en ocasiones ciertas patologías vegetales y, concretamente, el ataque de determinados hongos que pueden llegar a hacer inviable económicamente un cultivo. Con este sistema de monitorización se podrá establecer una red de alertas basada en modelos predictivos de las probabilidades de ataque de dichos hongos, lo que ayudaría a evitar su aparición.

La Comunidad de Madrid, siempre interesada en la innovación y la mejora del medio ambiente, estudiará la aplicación real de esta tecnología y valorará la forma de transferir el conocimiento resultante a los agricultores madrileños para la mejora de la calidad de sus producciones y en beneficio del patrimonio rural de la región.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de