Los nuevos fondos se han consignado a la redotación financiera de las medidas 226 y 227, sobre mitigación de la desertificación y prevención de incendios, y de ayudas para inversiones no productivas respectivamente, ambas vinculadas al desarrollo forestal.

La Región de Murcia cuenta con 347.330 hectáreas de monte privado, lo que supone las dos terceras partes del total del terreno forestal. Esta medida permitirá apoyar económicamente a este sector para conseguir una gestión silvícola adecuada que frene los procesos de erosión y contribuya a la prevención de incendios forestales, así como a la conservación de especies y hábitats naturales.

Por otro lado, se ha considerado la necesidad de crear la medida 111, destinada a la formación e información de profesionales del sector agrario y a la adquisición de nuevos conocimientos de aspecto técnico, económico y tecnológico.

Asimismo, se ha ampliado la dotación financiera de los gastos de funcionamiento de los Grupos de Acción Local, dada la importancia de su labor en el medio rural.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de