Son unos 50.000 millones de euros anuales que se destinan al medio rural, un ámbito de vital importancia para España, ya que supone más del 90% del territorio. Desde SEO/BirdLife y WWF lamentamos que se haya perdido una oportunidad única para convertir la PAC en una herramienta beneficiosa para el medio ambiente, los agricultores y los ciudadanos en general.
 
Como hemos defendido en los distintos procesos por los que ha pasado la aprobación de la PAC, SEO/BirdLife y WWF no estamos de acuerdo con esta nueva reforma. Se planteó inicialmente como una oportunidad para un reparto más equilibrado y racional de las ayudas. Se dijo también que se pretendía apostar por medidas que fomentasen prácticas y modelos productivos más sostenibles. Sin embargo, lo que se ha aprobado  definitivamente implica una tímida, o nula, redistribución de las ayudas directas, ligada además a un pago verde que no tiene nada que ver con el planteamiento inicial.
 
Uno de los objetivos originales de esta reforma era fomentar y generalizar unas prácticas agrarias más beneficiosas para el medio ambiente. Así se podría revertir la pérdida de biodiversidad y la degradación de recursos naturales, de cuyo buen estado depende el futuro de la propia agricultura. Igualmente se pretendía mejorar el apoyo a los sistemas agrarios de mayor valor ambiental y social, que actualmente reciben ayudas marginales. Sin embargo, lo que se ha acordado es un sistema supuestamente más verde, pero que en realidad mantiene en gran medida la injustificable situación actual e intenta conceder las ayudas a los agricultores con unos compromisos ambientales, en algunos casos, aún menores que los actuales. Un enfoque más ambiental en el uso de esos fondos ayudaría a mejorar nuestro bienestar y nuestro entorno, y además beneficiaría a los agricultores y a todos los ciudadanos.
 
Además, en referencia a los Programas de Desarrollo Rural, se ha incluido como condición destinar el 30% de los recursos financieros a medidas de carácter ambiental. Sin embargo, dentro de estas se incluyen las obras en regadíos que lejos están de poder considerarse beneficiosas para la biodiversidad.
 
Europa está perdiendo agricultores y calidad de paisajes agrarios. Se reduce el número de personas dedicadas al campo, sufrimos graves problemas de erosión, sobreexplotación y contaminación del agua y pérdida de biodiversidad. La PAC que se aprueba es una oportunidad perdida para remediar esta situación, y el Consejo de Agricultura ha tenido una gran responsabilidad en este resultado final. En el caso de los representantes españoles, han preferido evitar los conflictos internos defendiendo el status quo en lugar de apostar por los valores ambientales y culturales que diferencian a nuestra agricultura. Desde SEO/BirdLife y WWF  creemos que la nueva PAC no sólo pondrá en riesgo el cumplimiento de los objetivos ambientales de la UE, sino también el futuro de la agricultura europea a medio plazo.
 
SEO/BirdLife y WWF España piden de nuevo al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que asuma la responsabilidad de acordar un uso apropiado de los fondos europeos en medidas que además aporten un valor ambiental al territorio.
 
Sobre el proceso de reforma 
La aprobación de la nueva PAC  en el Parlamento Europeo llega tras el acuerdo político alcanzado por el Parlamento Europeo, los gobiernos nacionales y la Comisión Europea el pasado 26 de junio. La Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural de la Eurocámara respaldó el pasado 30 de septiembre a esta reforma.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de