En su intervención, Jesús Casas ha subrayado que este informe responde a la necesidad de profundizar en la forma de crear empleo en el medio rural, analizando qué cuestiones hay que impulsar para crear empleo en los territorios y cuáles son las potencialidades con las que se cuenta.

En este sentido, Jesús Casas ha asegurado que en el medio rural se dan las circunstancias suficientes como para mejorar la situación económica, diversificar y dinamizar las economías rurales, y crear empleo. Según ha asegurado, “el medio rural cuenta con muchos recursos y muchas posibilidades de actuación”.

Asimismo, el Director General ha puntualizado que el resultado de este informe no tiene carácter de propuesta, no es un programa de actuaciones ni un mandato, es un catálogo “claro y preciso” de más de 200 sugerencias para contribuir a la creación de empleo.

Además, Jesús Casas ha añadido que la idea es crear empleo de un modo estable, no sólo con el apoyo del sector empresarial, sino también de la administración, a través de la simplificación de los procedimientos y las prácticas administrativas.  

El informe “Oportunidades para la creación de empleo en el medio rural”, elaborado para el MARM por un grupo de profesionales relacionados con el medio rural y el mundo empresarial, tiene como objetivo identificar medidas que incentiven la creación de empleo rural, planteando un conjunto de orientaciones estratégicas para mejorar la organización de la actividad productiva y la creación de puestos de trabajo, impulsando, sin primar el gasto público, las capacidades y potencialidades del territorio.

Con este fin se han identificado y caracterizado un conjunto de “ámbitos clave”, con gran potencial de creación de puestos de trabajo y de diversificación económica, destacando entre ellos la rehabilitación de viviendas en el medio rural, los servicios a personas, la agricultura y ganadería, los servicios y aprovechamientos forestales, la industria agroalimentaria, la producción de energía con biomasa, la conservación y gestión de los espacios naturales o los servicios turísticos y de ocio.

De forma complementaria, se han identificado también otros ámbitos de empleo sinérgicos con los anteriores como son las inmobiliarias y gestoras de suelo y tierras, la consultoría y asesoría empresarial y tecnológica, así como de ingeniería ambiental, los servicios de ahorro y eficiencia en el uso del agua, los de vigilancia y seguridad las instalaciones y mantenimiento de huertos solares y fotovoltaicos, las empresas de servicio energéticas, los servicios auxiliares, la producción de biocarburantes y el teletrabajo.

De acuerdo con las conclusiones del estudio, la incentivación de todos estos ámbitos permitiría no sólo la creación de puestos de trabajo estables, entre 321.000 a corto plazo (2 años) y hasta 559.000 a medio plazo (6 años), sino que podría producir otros múltiples beneficios para el medio rural, como la reducción del desempleo en jóvenes con baja cualificación y experiencia, el aumento del PIB y la reducción de costes por desempleo, la reactivación de sectores como la construcción y empresas vinculadas o la estabilización de la población residente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de