Extremadura llegó a un acuerdo en noviembre pasado con Castilla-La Mancha y Castilla y León; y ahora, según ha indicado el Gobierno regional en nota de prensa, se adherirán la "mayoría de comunidades autónomas", para instaurar una licencia entre las regiones que estén a favor del proyecto, de forma que tendría validez en las regiones firmantes, una vez que se traslade a las normativas correspondientes de cada autonomía.

"Cualquier comunidad que quiera se puede adherir al acuerdo que vamos a firmar Extremadura y ambas castillas, para que cualquier cazador de ellas pueda cazar en las demás pagando un recargo, y se trata de dar todas las facilidades para un sector que genera en la región 400 millones de euros", ha manifestado el consejero antes de la reunión en la que se ha debatido la propuesta que ha recibido ese "mayoritario apoyo".

El objetivo último de la licencia única es el de reducir la burocracia en el sector cinegético, al tiempo que se facilita la movilidad de los cazadores. En el caso concreto de Extremadura, hay que tener en cuenta que una de cada cuatro licencias de caza corresponde a personas de fuera de la comunidad, ya sean de otras regiones o del extranjero.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de