• Resalta en el marco del desarrollo rural que las prioridades deben ser coherentes con los objetivos temáticos del Marco Estratégico Común, en lo referente a la transición a una economía hipocarbónica en el sector.
  • Expone las premisas del Programa Estratégico de Innovación e Investigación Agroalimentaria, Forestal y Rural, que ha permitido identificar necesidades y establecer retos de innovación.

  • Señala que se han identificado 8 medias estratégicas compuestas por 24 retos, para cada uno de los cuales se ha elaborado un Catálogo de Tendencias de la Innovación.

La Secretaria General de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina, ha resaltado el interés creciente constatado en las políticas ambientales mundiales, tras la firma del Protocolo de Kioto, para introducir objetivos cada vez más ambiciosos para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de la agricultura.

Un compromiso, ha señalado, que queda patente en los Reglamentos de la nueva Reforma de la PAC, a través del “Greening”, que supone “un importante componente de las ayudas directas destinado a financiar aquellas prácticas agrarias beneficiosas para el clima y el medio ambiente”. 

Así lo ha explicado durante la inauguración del Seminario sobre adaptación al cambio climático en el sector agrario, que se celebra en la sede del Departamento organizado por la Oficina Española de Cambio Climático del Ministerio y el Centro de Estudios e Investigación para la Gestión de Riesgos Agrarios y Medioambientales (CEIGRAM).

En el marco del desarrollo rural, García Tejerina  también ha señalado que  las prioridades deben ser coherentes con los objetivos temáticos del Marco Estratégico Común, en lo que se refiere a “favorecer la transición a una economía hipocarbónica en el sector, su adaptación al cambio climático y la prevención y gestión de riesgos”.

En este sentido ha indicado que los Estados miembros deberán proporcionar información a la Comisión Europea sobre el apoyo prestado para conseguir los objetivos fijados en materia de cambio climático, “máxime cuando, para este fin, la propia Unión Europea tiene el propósito de dedicar al menos el 20% de su presupuesto”.

Además, ha añadido, la necesidad de invertir en activos físicos relacionados con el medio ambiente y el clima, el desarrollo de zonas forestales, las prácticas agroambientales, la agricultura ecológica, la Red Natura 2000 y las zonas con limitaciones naturales, “han llevado a determinar que, al menos, el 30% de la contribución total del FEADER sea para estos fines”.

Programa estratégico de innovación e investigación

En el marco de la adaptación al cambio climático, la Secretaria General ha destacado el Programa Estratégico de Innovación e Investigación Agroalimentaria, Forestal y Rural que se está realizando. Una herramienta, ha explicado, “que nos ha permitido identificar una amplia lista de necesidades y establecer medidas y retos de innovación para mejorar la orientación de los intereses del sector”.

Según ha planteado, se han identificado 8 medidas estratégicas compuestas por 24 retos, para cada uno de los cuales se ha elaborado un Catálogo de Tendencias de la Innovación. Dentro de esas medidas ha destacado la denominada “Conservación y gestión integral y eficiente de los recursos naturales utilizados por el sector. Adaptación y mitigación del cambio climático”.

En ese ámbito ha subrayado la necesidad de enfatizar los nuevos métodos de gestión del suelo, del agua y de los ecosistemas agroforestales. “Si tenemos en cuenta que más de dos terceras partes del territorio de España pertenecen a la categoría de zonas áridas, semiáridas o subhúmedas secas, es preciso definir medidas y técnicas para combatir el estrés hídrico y la desertificación producidos por el cambio climático”.

También ha hecho hincapié en la importancia de desarrollar nuevos sistemas de conservación de los recursos genéticos; de identificar nuevos biotipos y desarrollar nuevas variedades de cultivos más adaptados a los impactos del cambio climático, así como nuevos sistemas y patrones de producción animal adaptados a condiciones climáticas futuras.

“Y es que el cambio climático está introduciendo amenazas ante las cuales la adaptación es la mejor respuesta para minimizar los impactos y aprovechar las oportunidades”, ha concluido García Tejerina.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de