El IMIDRA es un referente nacional e internacional en estos ensayos de agricultura de conservación, gracias a la potencialidad que le confieren sus fincas experimentales. En ellas se reúne tanto el terreno como las infraestructuras y el personal científico y técnico necesarios para obtener resultados fiables, en proyectos a largo plazo, con diseños y análisis de resultados validados estadísticamente.

El director gerente del IMIDRA, Ricardo Riquelme, ha destacado que la delegación japonesa se ha interesado, sobre todo, por el ahorro de energía de los sistemas de laboreo mínimo y siembra directa en relación al sistema de laboreo convencional, estimado entre un 8 y 15%. Con la aplicación de las investigaciones, la reducción de costes puede alcanzar el 20%.

La actividad del IMIDRA en el cuidado de las fincas experimentales, se remonta a 1980 y, en concreto, en la finca de El Encín de Alcalá de Henares. Desde hace 22 años una serie de parcelas han sido manejadas para estudiar la respuesta del suelo, de los tipos de cultivo utilizados y de la vegetación, a los diferentes sistemas de Laboreo de Conservación. En la actualidad se mantienen dos ensayos de larga duración y un tercero que se inició en el 2002.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de