Asimismo, ha destacado que esta actuación es imprescindible para poder suministrar a estas localidades agua de calidad procedente de la planta potabilizadora de la Ribera, solucionando así de una vez por todas el problema existente en la red hídrica de estos municipios de la Ribera.

En concreto, está previsto que los municipios incluidos en la zona Ribera III puedan abastecerse a través de estas canalizaciones, a lo largo del primer semestre de 2015, exactamente en las mismas condiciones que lo hacen actualmente las localidades de la zona Ribera II, que incluye los municipios de Alzira, Carcaixent, Corbera, Cullera, Favara y Llaurí.

El presupuesto total destinado por la Generalitat para la construcción de estas infraestructuras supone una inversión global de alrededor de 60 millones de euros y beneficiará a una población total de más de 350.000 ciudadanos con residencia fija y estacional.

El director general del Agua también ha subrayado que la solución histórica a este problema hídrico de la Ribera se ha conseguido únicamente por la voluntad política y la labor de la Generalitat para alcanzar un acuerdo junto a los representantes de los trece municipios afectados, los regantes y la Confederación Hidrográfica del Júcar.

Además, ha recordado que el anterior Gobierno central obvió su obligación de ejecutar este proyecto en colaboración con las entidades autonómicas y locales según la Ley del Plan Hidrológico Nacional (PHN).

Obras Ribera III

Las obras que se van a realizar en Ribera III consisten en la instalación de una red de tuberías de abastecimiento, nuevos depósitos y mejoras y acondicionamientos en las instalaciones existentes, así como bombeos de agua potable que garanticen el suministro del agua en cantidad, calidad y presión adecuadas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de