La Comisión Europea se congratula por la votación que ha llevado a cabo el Parlamento Europeo con respecto a la propuesta de una nueva Política Pesquera Común (PPC) presentada por ella. Con esta votación, el Parlamento prepara el terreno para las negociaciones con el Consejo con vistas a celebrar un acuerdo sobre la nueva política.

Maria Damanaki, Comisaria de Asuntos Marítimos y Pesca, ha afirmado que “el Parlamento Europeo ha mostrado su apoyo ampliamente mayoritario a esta ambiciosa reforma de la PPC, respaldando el planteamiento presentado por la Comisión. Me felicito por esta votación y me complace especialmente el apoyo que presta el Parlamento a una política basada en la explotación sostenible de los recursos pesqueros (según el principio del rendimiento máximo sostenible desde 2015), una política que establece la prohibición de los descartes fijando unas fechas precisas para poner fin a unas prácticas derrochadoras que no podemos seguir permitiéndonos. Deseo felicitar al Parlamento por este éxito y espero con impaciencia que tanto este como el Consejo se pongan manos a la obra cuanto antes para lograr la adopción de la reforma de la PPC”.

La propuesta de reforma de la PPC de 2011 tiene como finalidad crear las condiciones para que las flotas pesqueras de la UE sean económicamente viables y promover la acuicultura en la Unión, de modo que todo ello redunde en beneficio tanto de quienes dependen de estas actividades, como de los consumidores. La propuesta de la Comisión de reformar las normas fundamentales de la política pesquera común se basa en la sostenibilidad. La gestión de las pesquerías debería permitir reconstituir todas las poblaciones hasta unos niveles saludables que hagan posible que los pescadores obtengan el máximo de capturas. Por su carácter antieconómico, la práctica de descartar peces totalmente comestibles debe eliminarse gradualmente, fijando para ello unos plazos y unas obligaciones que no dejen lugar a dudas, y dando un tiempo de adaptación a los pescadores. Las decisiones sobre la gestión de las pesquerías deben adoptarse con la participación de los pescadores y de las partes interesadas, y al hacerlo se deben tener en cuenta las características específicas de las cuencas marinas.

ONG ecologistas

Las organizaciones ecologistas celebran el "ambicioso paso" hacia la reforma de la PPC, porque consideran que contribuirá a la recuperación de los stock pesqueros y será beneficioso para el futuro de los mares.

Así, para Oceana, es una "decisión histórica" que llega después de casi 20 meses de debate. La organización destaca que un total de 502 miembros han apoyado la reforma que "asegurará la recuperación de los stocks pesqueros más allá de niveles que puedan generar el Rendimiento Máximo Sostenible en 2015 y que evitará los descartes en Europa", al tiempo que iniciará la transición hacia una actividad pesquera de "bajo impacto".

Mientras, el responsable de Pesquerías de WWF España, Raúl García, que se encuentra en Estrasburgo, ha celebrado en declaraciones a Europa Press la decisión de los europarlamentarios porque la propuesta de reforma de la PPC es, en su opinión, "una base muy robusta y el marco principal" para la negociación definitiva de una pesca basada en el desarrollo sostenible.

Por su parte, Ecologistas en Acción también aplaude el apoyo "histórico" dado por el Parlamento Europeo a la reforma de la PPC porque contribuirá a evitar la sobrepesca que se ha prolongado durante décadas.

De este modo valoran que se ha aprobado el informe que "sienta las bases para un giro en la política pesquera". La responsable de pesca de Ecologistas en Acción, Lydia Chaparro, que ha seguido la votación en directo ha manifestado que este es "un buen día para el medio ambiente", al tiempo que ha recordado que el 47% de las poblaciones de peces evaluadas en el Atlántico y el 90% de las del Mediterráneo están sobreexplotadas.

Mientras, el coordinador político de Ocean2012, Miguel Ortega, ha destacado que 502 europarlamentarios de todos los grupos políticos "han hecho historia, al votar en favor de invertir una trayectoria de décadas de sobrepesca por parte de la UE y establecer objetivos ambiciosos para la recuperación de las poblaciones de peces".

Por último, la responsable de la campaña de Pesca de Greenpeace, Celia Ojeda, espera que aprobación de este informe suponga "de verdad un cambio en las políticas pesqueras" de modo que se favorezca el futuro del sector, porque un incremento de poblaciones generará más empleos, directos e indirectos, a largo plazo.

Sin embargo, ha advertido en declaraciones a Europa Press de que ahora a la reforma le queda "la parte más dura" que depende de las negociaciones de los ministros y en la que vaticina que países como España, Francia e Italia, van a luchar para que no salga adelante, ya que "velan por los intereses de los grandes pescadores".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de