FIVE se ha transformado en el gran punto de encuentro del vino ecológico de la península. En las tres ediciones de la feria han pasado más de 30  denominaciones de origen diferentes, se han presentado vinos de cepas poco frecuentes en el mercado convencional, como es el caso de la monastrell, la bobal o la viognier, y ha atraído a importadores de más de veinte países, entre los que se cuentan los principales compradores de este tipo de vino.

Siguiendo la estela de ediciones anteriores, la feria pretende contar con unas 60 bodegas, con el fin de que los visitantes tengan tiempo suficiente de conocer la mayor parte de los vinos presentados. El objetivo de FIVE es que los productos presentados se defiendan por su calidad, y por ello la propuesta de la feria es que las bodegas no utilicen un despliegue promocional, sino que den a conocer y a probar sus vinos en las mismas condiciones de igualdad.

Después de tres exitosas ediciones presenciales, la feria, que reúne viticultores eco de España, Portugal y Francia, ha buscado optimizar sus esfuerzos por dinamizar el sector y el año pasado decidió organizar el evento de forma bienal. Para los años impares FIVE ha decidido organizar otras acciones orientadas a reforzar la presencia del vino ecológico en ferias internacionales y otros eventos relacionados con el sector. El pasado año realizó su primera edición virtual que contó con la participación de 56 bodegas, españolas, francesas e incluso italianas.

FIVE está organizada por AEN -Asociación de Empresas de Agricultura Ecológica de Navarra. Y este año, además de la cuarta edición de FIVE, está colaborando en la organización de un stand colectivo de bodegas ecológicas en Prowein, la mayor feria del sector en Europa.

En FIVE pueden participar vinos ecológicos, biodinámicos y naturales del sur de Europa. Los visitantes pueden inscribirse gratuitamente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de