La organización de conservación marina Oceana denunció hoy que la flota pesquera comunitaria persiste en la caza del atún rojo, a pesar del cierre anticipado impuesto el pasado 16 de junio por la Comisión Europea.

En un comunicado, la entidad especifica que un grupo de embarcaciones turcas y griegas, y varias de apoyo con jaulas de engorde, se encontraban estos días en aguas del suroeste de la isla de Malta, una de las principales áreas de desove para esta especie en la cuenca mediterránea.

Asimismo, señala que unas millas más lejos el buque "Habib Reis 4" no autorizado y, "por lo tanto ilegal", participaba en otra operación con buques turcos. También, advierte de que la semana pasada el cerquero italiano "Luigi Padre", "que tiene prohibido faenar", efectuaba un trasbordo de sus capturas ilegales a las jaulas del buque de apoyo turco "Serter Ahmet".

En este sentido, el director ejecutivo de Oceana para Europa, Xavier Pastor, critica de "absurdo" someter a discusión el cierre de la pesquería cuando las cuotas "han sido ampliamente sobrepasadas y continúa la pesca ilegal". "La actitud de los estados miembro ante el cierre demuestra qué clase de voluntad política existe para preservar el stock de atún rojo y asegurar el cumplimiento del plan de recuperación para esta especie", dijo. El Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea se reunirá mañana para debatir si se incluye el cierre anticipado de la pesquería, puesto en marcha por la Comisión Europea.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de