La Ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino subrayó que hay que reformular el sentido que la alimentación debe tener en la sociedad. Elena Espinosa participó este jueves en el acto del Día Mundial de la Alimentación, que bajo el lema “La Seguridad Alimentaria Mundial: los Desafíos del Cambio climático y la Bioenergía” organiza la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) en Madrid.

En su intervención, la Ministra ha resaltado que la conmemoración debe ser un día de reflexión y ha recordado los distintos acontecimientos recientes que han situado en el más alto nivel la preocupación por la alimentación, en marcos como la Conferencia de Alto Nivel sobre la crisis alimentaria global celebrada el pasado junio en Roma y el Congreso de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza de la semana pasada en Barcelona.

Además, ha destacado que se necesita con urgencia una nueva forma de pensar, un método, una nueva de hacer política que esté a la altura de la complejidad y de los retos a los que se enfrenta la humanidad.

Elena Espinosa ha añadido que la nueva forma de pensar, esa conciencia colectiva global, deberá construirse con respeto a las culturas locales y que debería ser liderada por lo países que busquen tanto el bienestar propio como el de sus vecinos.

En el contexto de interrelaciones entre seguridad alimentaria, cambio climático, conservación de la naturaleza y uso de la energía, la Ministra ha destacado que existe la obligación de diseñar las políticas nacionales y locales, así como de contribuir a que las políticas globales sean más eficaces.

Elena Espinosa ha señalado que el MARM trabaja con la perspectiva territorial y ecológica, que junto con la globalización se han convertido en una circunstancia necesaria no sólo en lo económico, sino en lo humano, en lo político, en lo cultural y en lo social. Así, ha señalado que no podemos hablar, como cuestiones separadas entre sí, de la alimentación, de la seguridad alimentaria, de superar los riesgos del cambio climático, de la bioenergía, del crecimiento de la población, del hambre o de acceso al bienestar.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de