Productores y comercializadores de cítricos de la provincia de Almería temen que la próxima campaña pueda darse una sobreproducción como la que ya se registrase el año pasado y, por tanto, esto provocaría que los precios se desplomasen.

En este sentido, Ramón Ruiz, responsable de cítricos de la organización agraria Coag, comentó que "la campaña que viene va a haber una sobreproducción" y explicó que ésta se va a deber a que "normalmente, cuando un año hay poca producción, al siguiente hay bastante más". Por su parte, Juan Torres, gerente de Cítricos del Andarax, coincidió con el miembro de Coag en que la que viene será una campaña de grandes volúmenes de producción y añadió que la situación puede verse agravada debido a que "los productores van a contar con muchas menos ayudas a la transformación".

Según el gerente de Cítricos del Andarax, el exceso de producto que se prevé que haya el próximo año en los mercados, junto con esa falta de subvenciones, va a provocar que los agricultores "prácticamente, no puedan mandar naranja a la industria porque no va a ser rentable y, entonces, todo ese producto irá destinado al mercado en fresco". Teniendo todo esto en cuenta, Torres indicó que "va a haber mucha oferta de naranja y muy poca calidad, ya que no se va a enviar producto a industria, y, entonces, se producirá una bajada de los precios generalizada".

Si, finalmente, estas previsiones del sector se cumplen, la del año que viene será, como mínimo, la tercera campaña consecutiva de malas cifras que encadenan los productores de cítricos de la provincia de Almería. Y es que, ya el año pasado, una fuerte sobreproducción y la entrada masiva de producto procedente de países terceros dieron lugar a unas muy malas cotizaciones para este sector. Asimismo, la campaña de este año, si bien es cierto que, tal y como afirmaron desde el sector, ha registrado unos precios medios algo más altos que la pasada, también lo es que las cifras siguen sin acompañar. De hecho, el responsable de cítricos de Coag lamentó que este sector, prácticamente, no es rentable para los productores y, por ello, muchos de ellos ya se plantean, sino abandonar la actividad, sí, por ejemplo, reconvertir sus producciones a ecológicas.

Alternativas

Pese a las previsiones tan negativas que existen para la próxima campaña, tanto productores como comercializadores señalaron que esta falta de rentabilidad del sector productor tradicional está llevando a muchos agricultores a apostar por la producción ecológica. En este sentido, Francisco Alés, técnico de Albentillas, explicó que "con el paso a ecológico, normalmente, si no se pierde número de naranjas, estas sí son de menor calibre, por lo que, al final, habrá menos oferta en el mercado". De darse esta situación, se podría compensar, en parte, la sobreproducción prevista para el próximo año.

Sin embargo, el gerente de Cítricos del Andarax comentó que, más que en la campaña que viene, será dentro de dos años agrícolas cuando, realmente, se comience a notar esa bajada de la producción, bien porque se haya apostado fuerte por el ecológico o, lamentablemente, porque haya agricultores que abandonen este sector.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de