La Red de Semillas es una organización técnica que vela por conservar el patrinomio agrícola. Trabaja en el entorno local, estatal e internacional. La campaña pretende crear una “legislación que de libertad a los agricultores para producir y comercializar sus propias semillas”, afirma un portavoz  de la campaña.

Cultivos en peligro

Según afirma la ONG, la conservación de las diferentes variedades de cultivos y razas resulta de suma importancia  para asegurar la alimentación mundial frente al cambio climático.

Por su parte, la Organización para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas (FAO) indica que, durante el siglo XX han desaparecido el 75% de las variedades utilizadas en la agricultura. La principal causa de esta pérdida ha sido la agricultura industrial, que ha promovido el cultivo de enormes extensiones, sustituyendo las variedades locales utilizadas tradicionalmente.

La capacidad de una determinada variedad de resistir una sequía, una plaga, una enfermedad, o de producir alimentos más sabrosos, es fundamental para el futuro de la agricultura. Ello supone que la conservación de la agrobiodiversidad resulte actualmente crucial, ya que, la capacidad de adptarse a los efectos del cambio climático dependerá, en gran medida, de su mantenimiento.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de