La custodia del territorio es una herramienta para la conservación de los valores patrimoniales – naturales, etnológicos o paisajísticos – que alberga un terreno, pero que aún resulta desconocida para gran parte de la sociedad. Su mayor particularidad es que se materializa mediante acuerdos voluntarios entre los propietarios de las fincas que albergan valores interesantes para la conservación y los usuarios de las mismas. Estos últimos se encuentran representados a través de las entidades de custodia del territorio (entidades públicas o privadas sin ánimo de lucro, de acuerdo a lo establecido por la Ley 42/2007 de Patrimonio Natural y Biodiversidad ).

Los acuerdos se basan en la confianza, el compromiso y la horizontalidad del trato entre los propietarios o gestores de los terrenos y las entidades de custodia. La amplia diversidad de las fincas, de elementos susceptibles de ser conservados, de propietarios y entidades, entre otros muchos aspectos, hacen que cada acuerdo sea distinto al resto. Todo ello propicia que exista un alto grado de adecuación de las medidas de conservación o restauración adoptadas para cada situación particular de cada territorio.

La falta de información para el consumidor acerca de los productos que se realizan bajo acuerdos de custodia, de reconocimiento social por la labor desarrollada en favor de compatibilizarla producción agraria con la conservación y de financiación para este tipo de iniciativas, son las principales razones que dan origen a este proyecto. Con los objetivos de dar a conocer la contribución desinteresada de algunos de estos agricultores y ganaderos a la conservación de la naturaleza y de poner en valor su labor, desde la Red de Custodia del Territorio de Madrid y Castilla – La Mancha (RCTMCM) se está trabajando en la creación de un mercado piloto que favorezca la comercialización de productos originados en el marco de un acuerdo de custodia del territorio. Este proyecto se está desarrollando dentro de las comunidades autónomas de Castilla – La Mancha y de Madrid, pero esperamos que en un futuro próximo pueda extenderse a escala estatal entre el resto de redes y a otro tipo de productos y servicios, distintos a los agrarios.

Las actividades del proyecto se agrupan en tres bloques principales, con el objetivo  de dinamizar la comercialización y conocimiento del mercado de productos de custodia agraria: talleres con productores,  un catálogo on-line de productos, un mapa de productores, identificación de puntos de venta, actividades de sensibilización para fomentar el consumo de estos productos de custodia,  asesoramiento personalizado a productores, entre otras.

Además se desarrollará de manera consensuada un marco metodológico para la aplicación de los acuerdos de custodia agraria en el seno de la RCTMCM, con el objetivo de mejorar nuestra labor y dotar a este incipiente mercado de unos criterios uniformes sobre las características específicas y diferenciales que deben cumplir sus productos, lo que se traducirá en la edición de una guía metodológica.  Con este objetivo se ha creado un grupo de trabajo específico que se reúne periódicamente y cuenta con el asesoramiento de expertos  y expertas en el tema.

Por último, se realizará una campaña de difusión y comunicación del mercado de custodia agraria para el que se está creando una página web, se elaborará un vídeo promocional, se creará una marca específica y se realizarán notas de prensa y un evento promocional, con el objetivo de dar a conocer el valor añadido que hay detrás de este tipo de productos, fomentando de este modo un consumo informado y responsable.

Con el proyecto piloto del “Mercado de la custodia” se pretende promover un consumo sostenible y responsable, basado en la trazabilidad de cada uno de los productos que lo componen. Identificando individualmente producto, finca de procedencia, productor, entidad de custodia, actividades términos y objetivos de cada acuerdo.

Cada uno de estos productos contribuye a la conservación de un paisaje y del patrimonio natural y cultural que conforman un territorio.
 
El mercado de productos de custodia, es un proyecto de la Red de Custodia del Territorio de Madrid y Castilla – La Mancha, liderado por Heliconia s. coop. mad., y que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad  del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de