Se trata de una campaña experimental a gran escala en la que participarán las principales cooperativas, empresas y alhóndigas productoras de pimiento de carne gruesa. Sus representantes han sido convocados por la Consejería a una reunión, el próximo 26 de enero, para abordar los aspectos técnicos de la misma.

El director general de Modernización de Explotaciones y Capacitación Agraria, Ángel García Lidón, destacó que el taladro del maíz es “una plaga emergente que en las últimas campañas está ocasionando problemas en los cultivos de pimiento en invernadero, como consecuencia de la supresión de la aplicación química de insecticidas”.

El Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería ha realizado en los dos últimos años los ensayos pertinentes para poner a punto este nuevo sistema basado en la confusión sexual. Su funcionamiento consiste en colocar una serie de difusores que emiten una feromona que distorsiona la capacidad de los machos para localizar a las hembras, lo que imposibilita su fecundación.

Los responsables técnicos de las entidades que participan en esta campaña experimental a gran escala informarán en la mencionada reunión a los productores de pimiento sobre cuál es la distribución idónea de los difusores en los invernaderos, para que este tratamiento resulte más efectivo. Por su parte, la Consejería llevará a cabo un control riguroso del proceso con el fin de obtener la información técnica necesaria.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de