”Se va a dedicar a la investigación e innovación en el sector frutícola. Va a ser único en Europa en su faceta”, señala un portavoz del proyecto, que ya cuenta con la primera piedra.

Los centros de investigación de la fruta contarán con laboratorios de tecnologías de la conservación, confección y envasado. Mientras, los científicos podrán analizar la ingeniería del frío que afecta al estado de las peras y naranjas, Así como los agente biológicos, como los microorganismos, bacterias o pequeños hongos (agentes de biocontrol) que permitirán probar los métodos de seguimiento de los alimentos que se utilizan en la actualidad, así como testar y probar nuevas tecnologías que podrían ser utilizadas en un futuro.

Otros centros de investigación

El Fruitcentre de Lleida completa otros centros de experimentación agroalimentaria con los que cuenta el IRTA en Cataluña, como las 100 hectáreas de fincas experimentales de las estaciones experimentales de Lleida y Mas Badia (en Girona), y la Estación Experimental del Ebro, en Tarragona.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de