El objetivo de estas ayudas es que el sector agrario madrileño siga apostando por la calidad, la protección medioambiental, la seguridad laboral, la higiene y el bienestar animal. Los beneficiarios de estas ayudas serán las pymes y empresas con menos de 750 empleados con un volumen de negocio inferior a 200 millones. Las ayudas consistirán en una subvención máxima para las pymes del 40% del coste del proyecto y del 20% para las empresas intermedias.

Las industrias pueden solicitar estas subvenciones para la construcción y mejora de inmuebles, la adquisición de nueva maquinaria, equipos, instalaciones y software, y para la implantación de sistemas de calidad realizados por empresas externas -ISO 9000, 22000, 14000, BRC, IFS o asimilables- y otros costes de carácter general como honorarios, estudios de viabilidad y derechos y patentes.

El 0,7% del PIB

El sector agrario, que supone el 0,7% del PIB de la región y da empleo a más de 20.000 personas, ha realizado durante los últimos años un esfuerzo para modernizarse y adaptarse a la competencia, incluso para productos tan estratégicos como el vino, el aceite de oliva o los productos cárnicos, fundamentales en el desarrollo del tejido industrial regional.

Estas ayudas pretenden reforzar el esfuerzo inversor para dar respuesta al mercado con nuevos procesos, productos y presentaciones de mayor valor añadido, mejorando la internacionalización de los productos en un entorno de protección y mejora medioambiental.

Hasta el momento la Comunidad mediante el Programa de Desarrollo Rural 2007-2013 ha aprobado la concesión de distintas ayudas para el sector con una inversión de 11,9 millones de euros. Con este nuevo paquete de ayudas llega a un grado de ejecución del 72% del mencionado plan.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de