El buque de apoyo y fomento de la actividad pesquera Emma Bardán , propiedad de la Secretaría General del Mar del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino inició ayer desde el puerto de Pasajes la campaña BIOMAN de evaluación de la anchoa.

El objetivo de esta campaña científica es la estimación en el Golfo de Vizcaya de los niveles de biomasa del stock de anchoa, a través de la evaluación de la capacidad reproductora de los individuos adultos, de la que ya se dispone de abundante información, a través de las series históricas de campañas anteriores.

A bordo de este buque multidisciplinar, los científicos del Instituto Tecnológico Pesquero y Alimentario (AZTI) emprenden este estudio que se enmarca dentro del Plan Nacional de Muestreo, y que cuenta con la financiación de la Comisión Europea, así como del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, y del Departamento de Agricultura y Pesca del Gobierno Vasco.

Hasta el 26 de mayo, los investigadores realizarán diferentes muestreos de la anchoa para conocer las zonas de puesta de huevos, parámetros (medidas) de las capturas en el mar Cantábrico, niveles de reproducción y calidad de los huevos, así como diversos estudios de hidrografía.

Los resultados obtenidos por el buque Emma Bardán tras los 20 días de campaña por las costas españolas como francesas, servirán para evaluar la situación de las poblaciones de este recurso pesquero, como paso previo a la adopción de las medidas de gestión de la pesquería de la anchoa en el Golfo de Vizcaya en la segunda mitad de este año.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de