"Nuestra más urgente prioridad debe ser alimentar a los hambrientos", considera el secretario general de la ONU

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, afirmó hoy que la crisis de precios de los alimentos, que afecta actualmente a millones de personas, es un "reto sin precedentes" de proporciones globales, y anunció una estrategia para afrontarla.

Ban Ki Moon analizó desde el lunes en Berna (Suiza) el tema de la crisis alimentaria global durante una reunión con agencias y organizaciones de su entorno.

La primera parte de la estrategia pasar por cubrir los 755 millones de dólares (484,8 millones de euros) adicionales que ha solicitado el Programa Mundial de Alimentos (PAM) para poder continuar con sus tareas de asistencia a la población más necesitada en todo el mundo a lo largo de este año.

El segundo punto es reunir de la comunidad de donantes internacionales 1.700 millones de dólares (1.091 millones de euros) para distribuir semillas, fertilizantes y alimentos para el ganado en los países con déficit alimentario, de modo que pueda aumentar su producción agrícola y ganadera y así alcanzar la autosuficiencia a mediano plazo.

ACUERDOS

Ban Ki Moon presidió la reunión de la Junta de Directores Ejecutivos del Sistema de Naciones Unidas, en la que se acordó la adopción de estas medidas de corto, mediano y largo plazo.

"Nuestra más urgente prioridad debe ser alimentar a los hambrientos", advirtió el titular de la ONU. "Para ello, hacemos un llamamiento a la comunidad internacional, y en especial a los países desarrollados, para satisfacer inmediatamente y en su totalidad la solicitud de emergencia de 755 millones de dólares hecha por el PAM". "Si no se obtienen esos fondos, afrontamos el riesgo de una hambruna generalizada, además de desnutrición y disturbios sociales sin precedentes", añadió.

Además, añadió que la segunda tarea será asegurar la producción agrícola para los años venideros, para lo cual la FAO ha propuesto iniciativas de emergencia. Por último, Ban agregó que la ONU utilizará toda su capacidad para vigilar las tendencias de los precios y su impacto en las naciones.

En ese sentido, el titular de la ONU anunció que las representaciones de la Organización solicitarán reuniones urgentes con los gobiernos de los países afectados para evaluar estrategias de apoyo y gestionar ayuda internacional para su aplicación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de