Estas ayudas ascienden a un montante total de 4.140.000 euros para este año y para las que se ha previsto una partida de más de 10 millones de euros hasta el 2012. Con ellas, la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural pretende contribuir a que los agricultores y ganaderos puedan sufragar los gastos derivados por los servicios de asesoramiento orientados a introducir mejoras en sus explotaciones.

Buenas condiciones medioambientales

Así, los agricultores y ganaderos beneficiarios serán asesorados en cuestiones técnicas relativas a requisitos legales de gestión, buenas condiciones agrarias y medioambientales, modernización de las explotaciones, acciones encaminadas al buen uso del agua, mitigar el cambio climático, fomentar las energías renovables, la seguridad laboral o inicio de la actividad, en el caso de jóvenes.

Las subvenciones han sido concedidas en régimen de concurrencia competitiva priorizando a los jóvenes agricultores, a las explotaciones que estén en zona desfavorecidas, así como a aquellas que asuman compromisos agroambientales o que participen en programas de calidad de los alimentos.

Cabe destacar, además, que siete de las trece organizaciones mencionadas, con reconocimiento oficial y sin ánimo de lucro han recibido ayudas, por parte de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural para la creación o adecuación de los servicios de asesoramiento.

Con un presupuesto de 500.787,83 euros para este año 2010, las ayudas apoyarán su constitución como entidades de asesoramiento de manera que puedan orientar con criterios profesionales a los agricultores y ganaderos en la gestión de sus explotaciones para la realización de buenas prácticas agrícolas y cualquier otra materia que incida en el incremento de la productividad y la gestión sostenible de las mismas. Para estas ayudas se tienen previsto más de 1,320 millones de euros hasta el año 2014, con el fin de consolidar la implantación del servicio de asesoramiento de las explotaciones agrarias en Extremadura.

Con ambas líneas de ayudas resueltas, la Junta de Extremadura pretende promover la profesionalización y modernización de la actividad agroganadera extremeña, fomentando la mejora del rendimiento global de las explotaciones agropecuarias y la adaptación a las normativas europeas en materia de gestión y a los nuevos retos de la PAC.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de