El objetivo de la subvención, en el marco del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de las Islas Baleares para el periodo 2014-2020, es facilitar el establecimiento de jóvenes agricultores para mejorar la competitividad y la dinamización del sector. 

Se quiere fomentar el empleo de las explotaciones y evitar el abandono, mejorando las dimensiones, manteniendo la actividad, adaptando las producciones en el mercado e impulsando la innovación y la utilización de nuevas tecnologías. Con esta finalidad se concede a los jóvenes una ayuda para las inversiones y los gastos necesarios para la instalación. 

En el periodo 2015-2020 se harán diez convocatorias, dos en cada ejercicio. En la primera, que se ha publicado hoy, se destina un importe máximo de 6.338.828 € (la previsión de gasto de todo el PDR es de 11.400.000 €). Se espera que durante todo el periodo se instalen unos 250 jóvenes agricultores. Para recibir la ayuda, aparte de la documentación que se pide habitualmente, se tiene que presentar un plan de negocio.

La ayuda consiste en una prima única de 25.000 € de base, que puede llegar hasta 70.000 € según las condiciones que se cumplan, como tener una explotación prioritaria, hacer producción integrada o ecológica, tomar medidas de lucha contra la contaminación por nitratos, tomar medidas efectivas de ahorro de agua o de energía, etc.

Las principales novedades son básicamente dos: la primera, que el plazo de solicitud de ayuda permanece abierto durante todo el periodo que dura el PDR, y no anualmente en un plazo que se cierra antes de que acabe el Plan, como se hacía antes, y la segunda, que los beneficiarios no tienen que justificar la inversión con facturas sino que el pago se entiende que equivale al salario de los dos primeros años del agricultor.

Toda la información en:

 www.caib.es/seucaib/ca/tramites/tramite/2453139



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de