Unos 14.000 ganaderos procedentes de todas partes de España se manifestaron ayer en Madrid para denunciar el estado del sector lácteo, bajo el lema "Por un presente y un futuro para el sector lácteo español". Convocados por las Cooperativas Agro-alimentarias y las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA.

Los problemas del sector

Además del problema d precios, el sector productor lamenta que en las últimas semanas se ha agudizado el problema de la reducción de compras por parte de la industria, de manera que desde el pasado 1 de abril hay unos 150.000 litros diarios "sin colocar" en Galicia, mientras que en Castilla y León la empresa Forlactarea también ha dejado de recoger 50.000 litros diarios.

Los sindicatos sospechan que en realidad algunas industrias están envasando el producto para marcas blancas y un 30% de la leche que producen las cooperativas gallegas esá siendo destinada a la conversión en polvo.

Según las organizaciones convocantes, existen prácticas de dumping y, además, grandes cadenas de distribución están priorizando la compra de leche en sus países de origen, adquiriendo los excedentes de Francia o Alemania "a bajo costo" para utilizarla en sus marcas blancas, al tiempo que "meten mayores márgenes" de precios a las principales marcas españolas.

Entre otras reivindicaciones, reclaman que se obligue a la industria mediante un decreto o por ley a recoger la producción de las explotaciones españolas, que se controle el "fraude económico" de las importaciones y que los consumidores conozcan la procedencia y el origen del producto que compran.

Plan de choque

Las organizaciones agrarias y las cooperativas reclaman un plan de choque para evitar el cierre de granjas. No temen tanto que quede leche sin recoger en las explotaciones como que los precios sigan cayendo, después de haber bajado un 26% en el último año.

Según José Rodríguez, de Unións Agrarias, el plan de rescate que reclaman supondría un aporte económico muy inferior al destinado a la banca o a la automoción.

 
Silencio incomprensible
Manuel López, el representante de Xóvenes Agricultores, insistió en que no se entiende que nadie diga nada cuando desde el mes de octubre los agricultores llevan produciendo menos que el año anterior. En febrero la produción de España cayó un 6,9% y han sobrado 300.000 toneladas de leche.


Todos los sindicatos coincidieron en afirmar que son necesarios unos precios de referencia que eviten que se abonen a los productores 16 céntimos por litro, cotización muy inferior a los 0,37 euros en los que las organizaciones agrarias fijan el listón de la rentabilidad.
Los costes de producir un litro de leche se sitúan actualmente en España entre los 35 y los 40 céntimos de euro por litro, mientras que los precios que perciben ganaderos y cooperativas oscilan entre los 20 y los 30 céntimos por litro. Sólo en Galicia hay 150.000 litros diarios sin vender.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de