Por Félix Toribio.

Durante el cambio que experimenta en estos momentos la economía española, instaurada en un “periodo de recesión”, o “un crecimiento negativo” como algunos han definido, por no usar la palabra crisis, hasta más bien pasado el periodo de reacción, la industria alimentaria y bebidas española se sitúa como primer sector industrial del país.

Esta es la conclusión del Informe Económico 2008 que se ha publicado recientemente por la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB).

Este sector industrial representa el 17 por ciento del Producto Interior Bruto industrial (PIB) y el siete por ciento del PIB español. Durante el año 2008, las ventas netas crecieron hasta los 83.204 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 1,4 por ciento respecto al año anterior.

Más empleo y mayor crecimiento económico

Arrastrado por el crecimiento económico que ha experimentado el sector, se han creado nuevos puestos de trabajo, alcanzando los 502.150 empleados en esta industria. Lo que significa que se consiguió un crecimiento del sector de un 2,99 por ciento, lo que es significativo respecto a la destrucción de empleo que viven otros sectores del país.

Además, crece el número de exportaciones realizadas durante este último año, que aumenta en un 9,59 por ciento (respecto a 2008), moviendo un capital de 16.412 millones de euros.  También hay que mencionar, el importante incremento de la inversión extranjera en la industria española de alimentación y bebidas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de