La pasada semana se celebró una reunión del grupo de trabajo de ecotoxicología, presidida por el director general de Medio Ambiente, Enrique Julián Fuentes, y que está formado por la Administración regional, la Delegación del Gobierno, las Fiscalías de Medio Ambiente, el Seprona y la Uex, entre otros miembros.

El director general asegura que se trata de tener “una mayor eficacia en las actuaciones contra el uso ilegal de venenos en el medio natural”, ya que, en ocasiones, esta práctica que se emplea contra las alimañas y depredadores, pero que a veces conlleva el envenenamiento de otros animales. Además, el decreto fijará las diferentes sanciones para estas prácticas ilegales.

En este sentido, el pasado año se abrieron 12 expedientes por envenenamiento (6 en la provincia de Cáceres y otros tantos en la de Badajoz), y se analizaron 110 animales, de lo que el 40% estaban envenenados. En ellos se encontraron restos de carbofurano y abdicar, sustancias prohibidas desde los años 2008 y 2007, respectivamente.

Consejo de coordinación

El Consejo de Coordinación, según el decreto que se está elaborando, es un órgano colegiado para coordinar y asesorar a las distintas administraciones con competencias en materia de uso de veneno en el medio natural.

Entre sus funciones destacan la de elaborar y aprobar la estrategia extremeña para la lucha contra el uso del veneno, y elaborar una memoria anual pública en la que se recogerán los casos de uso de veneno en la región.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de