Díaz Trillo ha señalado que, a pesar de la actual coyuntura económica, la Administración andaluza considera la preservación de los montes como un objetivo prioritario dentro de su política ambiental, por lo que no se han producido recortes en ningún aspecto relacionado con la dotación económica, material o humana con la que cuenta el dispositivo contra incendios en esta comunidad. Por el contrario, esta campaña se ha producido un incremento del 1,8 por ciento en el presupuesto destinado a tareas preventivas, lo que ha supuesto una inversión de 111 millones sólo en este apartado.

En lo que se refiere a recursos humanos, para este año se ha anunciado la intervención de hasta 4.700 profesionales en las distintas tareas relacionadas con esta labor de conservación forestal. Entre estos se hallan algunos agentes de Medio Ambiente que no han superado las pertinentes revisiones médicas, por lo que no estarán en primera línea de fuego, sino aportando su experiencia en labores de vigilancia, de control o de asesoramiento en centros de mando. Igualmente, el personal de la empresa pública Egmasa realizará labores de apoyo y extinción, tal y como viene siendo habitual en los últimos años.

Para completar y garantizar la correcta preparación de este personal, a lo largo de 2010 se han programado un total de 10 sesiones formativas de 3 jornadas cada una destinadas tanto a agentes de Medio Ambiente, agentes de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF), técnicos de extinción, pilotos, así como a técnicos de los centros operativos regional y provinciales y de los centros de defensa forestal.

En cuanto a la dotación de vehículos de extinción, el INFOCA dispone este año de 38 aeronaves, 117 vehículos autobomba, 8 Unidades Móviles de Meteorología y Transmisiones (UMMT) que se estrenan esta campaña y 1 Unidad de Análisis y Seguimiento de Incendios Forestales (UNASIF). Tanto las unidades nuevas como las que no lo son se encuentran perfectamente preparadas para intervenir allí donde sea necesario y han pasado todas las revisiones preceptivas para garantizar su correcto funcionamiento.

Además, este año el INFOCA ha incrementado y mejorado su red de instalaciones, con lo que ya cuenta con un Centro Operativo Regional, 8 Centros Operativos Provinciales (COP), 23 Centros de Defensa Forestal (CEDEFO), 3 bases para las Brigadas especializadas (Base BRICA) y 9 pistas de aterrizaje propias. Además, los medios de detección de incendios están compuestos por 7 Centros de control y 21 observatorios del Sistema Bosque, así como 226 torres de vigilancia. Estas infraestructuras se complementan con la red de puntos de toma de agua, y la red viaria forestal para el acceso a zonas forestales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de