Fallo judicial

El pasado mes de marzo el Tribunal Supremo estimó parcialmente un recurso de Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y AEMS-Ríos con Vida contra el Real Decreto 630/2013, que regula el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras aprobado en 2011. La sentencia establece la inclusión en dicho catálogo de especies como la carpa común, la trucha arco iris o el arruí. Además, prohíbe la comercialización del cangrejo rojo y la explotación del visón americano, basando estas decisiones en informes científicos del CSIC.

Las organizaciones ambientales muestran su sorpresa e indignación ante la reacción que los dos partidos políticos con mayor representación en el Congreso, PP y PSOE, están teniendo ante la mencionada decisión judicial, llegando a reclamar su incumplimiento, e incluso pidiendo la modificación de la normativa vigente para permitir que se continúe con la introducción y comercialización de estas especies invasoras.

Ante la celebración de unas nuevas elecciones, las organizaciones ecologistas piden a todos los partidos políticos que actúen con responsabilidad en un asunto de la gravedad de las especies invasoras, la segunda causa de pérdida de biodiversidad según la ONU, y que cuestan al menos 12.000 millones de euros al año a la UE. 

En este sentido, reiteran que la solución a este problema, agravado por años de desidia de las autoridades y por la inacción de las entidades que ahora dicen representar a los colectivos afectados, solo será satisfactoria si se ejecuta de forma correcta la sentencia y se activan, sin dilación, medidas que protejan los puestos de trabajo en las zonas afectadas.

PSOE, PP y especies exóticas

El Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero fue el que aprobó el RD 1628/2011, en el que se regulaba el listado y catálogo español de especies exóticas invasoras, incluyendo a la carpa común y la trucha arcoíris entre muchas otras especies. Esta normativa fue modificada por el PP en la siguiente legislatura y dicha reforma ha sido invalidada en buena medida por la reciente sentencia del Tribunal Supremo. 

En opinión de las organizaciones ecologistas, carece de lógica que el PSOE plantee ahora la descatalogación de estas especies cuando en su día las incluyó en el catálogo o en el listado de potenciales invasoras, sobre la base de sólidas evidencias científicas.

Las organizaciones ambientales reclaman la publicación de la sentencia, su aplicación por parte de todas las administraciones, y la puesta en marcha de un proceso de reconversión de los sectores económicos afectados que permita mantener los puestos de trabajo, especialmente los de las personas con menos recursos económicos.

 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de