“Las Cruces del Mar” es el nombre que recibe un proyecto pionero en nuestro país que tiene como objetivo el desarrollo de la energía eólica en el mar. Esta iniciativa está liderada por el grupo empresarial andaluz Magtel, y cuenta con el completo apoyo de la Universidad de Cádiz y del Ayuntamiento de Chipiona.

La tecnología eólica marina es considerada una prioridad por la política energética de la Unión Europea, tanto como motor económico así como por sus beneficios medioambientales. A pesar de ello, y de que España es líder en materia de energía eólica terrestre, no se han instalado en nuestro país aún aerogeneradores (molinos) en el mar.

Por ello, la construcción del parque podría situar Andalucía, como líder del desarrollo de conocimiento en materia de eólica offshore y suponer un empuje muy relevante a la economía de la Bahía de Cádiz.

Compromiso con el desarrollo industrial y el empleo

Magtel incluye en su proyecto, el desarrollo de dos planes industriales mediante la construcción de sendas plantas de producción de cables de fibra óptica y de luminarias (LED). Estas iniciativas, a la vez que solucionan cuestiones de suministro de material de telecomunicaciones y de iluminación relativos al proyecto principal, contribuirán a la aplicación de medidas de eficiencia energética ligadas a la iluminación de bajo consumo y a la reactivación de una zona especialmente afectada por la crisis económica.

Asimismo, el proyecto pretende favorecer el desarrollo social, vinculando el éxito del parque eólico a la mejora en el bienestar de la región. Para ello, existen compromisos de destinar parte de los beneficios generados por la explotación del parque a promover políticas de cuidado del medioambiente y a la creación y divulgación de conocimientos tecnológicos.
 
Generación de empleo

Utilizando coeficientes de creación de puestos de trabajo respecto al valor añadido aportado por cada sector de la economía, el estudio estima que se crearán 1.480 empleos en las actividades específicas de instalación, durante los dos años que dura la fase de construcción.

Los sectores más beneficiados serán principalmente la fabricación de equipos específicos y aquellos relacionados con la obra civil. Asimismo, es muy destacable la aportación al empleo en actividades como el transporte terrestre y por ferrocarril, la maquina y equipo mecánico, o la fabricación de productos metálicos.

Por otra parte, durante la fase de operación y mantenimiento del parque, se generarán de manera directa e indirecta, 356 empleos permanentes, incluyendo planes industriales.
 
Aportación en términos de PIB

Del análisis realizado se desprende que durante la fase de construcción del parque, que duraría dos años, el proyecto contribuirá con más de 553 millones de € al Producto Interior Bruto de Andalucía lo que supondría el 0,053% del PIB nacional y el 0,4% del PIB  regional (valores de 2008).

El PIB es una de las principales variables macroeconómicas y sirve para comparar el tamaño de diferentes economías. Un crecimiento del PIB en términos reales, representa una mejora en la economía de una región. Esto significa que cuanto más aporte un proyecto al PIB, más beneficioso es para los ciudadanos de su entorno.

Además, el proyecto supone un incremento en el PIB per cápita de la comarca donde se llevará a cabo el proyecto de  aproximadamente 278 €.

Adicionalmente durante la fase de operación y mantenimiento, proyectada a un horizonte de 20 años, la aportación total al PIB, sumando efectos directos e indirectos, será de  4.335 millones de €.

Inversión en Investigación y Desarrollo

Además, el informe desarrollado por Deloitte, expresa que al tratarse de una tecnología novedosa en España, la instalación de energía eólica en el mar supone un reto técnico importante considerando los múltiples factores a los que está condicionada, especialmente en lo relativo a la protección del medio ambiente en la zona de en la que se instalarán los aerogeneradores.
 
Para afrontar todos estos retos, Magtel tiene firmados acuerdos de colaboración con la Universidad de Cádiz para la investigación, desarrollo e implementación de soluciones técnicas y realización de diversos estudios, así como con otras empresas de desarrollo tecnológico especializadas en parques offshore. En este sentido, el proyecto redundará en una inversión total aproximada en actividades de I+D+i de aproximadamente 349 millones de € según las estimaciones realizadas.

Impacto medioambiental y de reducción de dependencia energética

El estudio también ha cuantificado dos efectos positivos que se derivan de la producción de energía con fuentes renovables como son las emisiones de CO2 que se evitarán y la reducción en la dependencia energética de España, que actualmente importa prácticamente la totalidad del petróleo y gas natural que se consume. En este sentido, se prevé evitar 786 mil toneladas de CO2 al año y más de 374 mil toneladas equivalentes de petróleo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de