El acto, celebrado en el Palacio de Montehermoso y al que también ha asistido el ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha reunido a alrededor de 300 invitados, entre ellos, destacados dirigentes institucionales, sociales y del mundo de la empresa.

La ceremonia ha contado con la presencia del diputado general de Álava, Javier de Andrés, y el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, mientras que Bildu ha sido el único partido del Ayuntamiento de Vitoria que, por decisión propia, no ha asistido.

Con este acto se ha dado el inicio oficial al año de la Capitalidad Verde de Vitoria, distinción que la Comisión Europea concedió a esta ciudad el 21 de octubre de 2011. Este reconocimiento, que el Ejecutivo europeo creó en 2008, reconoce a las ciudades comprometidas con el medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Doña Sofía es la presidenta del Comité de Honor de la Capitalidad Verde de Vitoria. La jornada de este martes se ha iniciado en la Plaza de la Virgen Blanca, en la que Maroto ha inaugurado una escultura vegetal con el nombre de la ciudad.

López

El lehendakari, en su discurso, ha hecho referencia a la situación que vive el País Vasco tras el "cese definitivo" del terrorismo anunciado por ETA el 20 de octubre de 2011. López ha recordado que durante muchos años, la única "referencia" que algunas personas tenían de Euskadi en el exterior era la de ETA.

El lehendakari se ha felicitado por el hecho de que "liberada de la pasada losa del terrorismo", Euskadi pueda empezar a ser conocida en el exterior por sus "virtudes". Como ejemplo, ha citado el compromiso de la capital alavesa con el medio ambiente.

"Embajadora excepcional"

Por su parte, el ministro Cañete ha calificado a Vitoria de "embajadora excepcional" de un "modelo urbano sostenible". Además, ha asegurado que las ciudades tienen unos "deberes irrenunciables" en materia de protección del entorno y de la diversidad.

Cañete ha destacado la necesidad de "conjugar" la protección del medio ambiente con el desarrollo económico, la creación de riqueza y el empleo. El ministro ha puesto como ejemplo a Vitoria, de la que ha subrayado que ha compatibilizado su "enorme pujanza industrial" con el respeto a su entorno natural. "La conservación del medio ambiente debe ser una aliada del desarrollo y el progreso, no un obstáculo para el empleo y la riqueza; y Vitoria lo está haciendo realidad", ha asegurado.

El diputado general de Álava ha destacado que tanto Vitoria como el resto del territorio de Álava "han sabido respetar su biodiversidad". En este sentido, ha recordado que buena parte de la superficie de Álava cuenta con algún tipo de protección o catalogación por su relevancia ambiental.

Maroto ha mostrado su "orgullo e ilusión" por el reconocimiento de Vitoria y ha confiado en convertir esta oportunidad en un factor de "éxito". Además, ha destacado "el compromiso inversor" que el Ayuntamiento mantiene en materia de medio ambiente, a pesar de la gravedad de la crisis económica.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de