Comoya informó Ambientum.com de la demolición de este parque, ahora la gestora de residuos nos presenta el plan de la restauración del parque. Dentro de las actuaciones de recuperación paisajística de la zona, se intentará devolver en medida de lo posible el espacio a su estado natural anterior a las obras. Los escombros que no pertenecian originalmente a la zona y no se puedan reutilizar dentro del parque, se valorizarán para su comercialización.

Diferentes actuaciones de reutilización

Uno de los destinos de los materiales de obra, será la construcción de una marina seca en Roses, Girona. Según Ramon Tella, consejero delegado de GRC, “la reutilización de los escombros cierra el ciclo de los materiales de la construcción ya que da utilidad a un material que, debidamente procesado dispone de las características adecuadas como materia prima”.

Estación de reciclaje en funcionamiento

La gestora de los residuos ya ha comenzado el tratamiento de los materiales procedentes del primer grupo de edificaciones derribadas en julio. Para reducir en la medida de lo posible los efectos del derribo, se están tomando una serie de medidas correctoras como proteger los equipos, el uso de riegos o manipular los materiales adecuadamente.

El uso de los escombros se ha planificado para reducir su transporte. Con estas técnicas se ha conseguido reducir en más del 50% el volumen de residuos. Los esfuerzos han ido dirigidos principalmente a discriminar ciertos residuos clasificándolos por grupos.

Restauración del parque

En el interior del parque, para la restauración de los materiales originales, se utilizarán materiales tratados. Los escombros que no se puedan utilizar en le parque, se valorizarán  y se utilizaran para obras civiles en municipios próximos.

La actuación prevé la demolición total de las 443 edificaciones existentes, eliminación y adecuación de viales y la recuperación paisajística con la finalidad de volver al estado original antes de la urbanización.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de