El proyecto REDD+ Tambopata – Bahuaja Sonene, a cargo de Althelia Ecosphere, la ONG AIDER y el SERNANP, ha sido reconocido por Naciones Unidas como uno de los 16 ganadores del Premio Actividad Faro 2015, dentro de la categoría “Financiamiento para inversiones amigables con el clima”, en el marco de la iniciativa Impulso para el Cambio.

Este proyecto plantea un mecanismo de financiamiento innovador que permite generar ingresos económicos para los agricultores mediante la producción de cacao libre de deforestación. 

De este modo no sólo contribuye a mejorar la calidad de vida de los 1,100 beneficiarios, sino también permite conservar las 570 000 hectáreas de la Reserva Nacional Tambopata y del Parque Nacional Bahuaha Sonene en el Perú.

Así, el proyecto Cacao sin deforestación se basa en un modelo de pago por logros: los agricultores reciben financiación bajo condición de no deforestación, restauración de 4.000 hectáreas de suelo degradado en las zonas aledañas mediante sistemas agroforestales basados en el cacao y una parte de los beneficios de las ventas irán a los inversores.

Esta creativa iniciativa plantea, además, una transformación en el ciclo del cacao: por ejemplo, se fomenta la certificación del comercio justo y orgánico, lo que garantizará establecer un precio mínimo de US $2.000 por tonelada de cacao, precio superior al actual. En suma, mediante la protección del bosque, se garantizará que se eviten 4,5 millones de toneladas de CO2 al 2020. De esta manera, el proyecto plantea una línea de desarrollo sostenible que más allá de generar crecimiento económico busca brindar que los agricultores cuenten con una mejor vida a largo plazo y garanticen su seguridad alimentaria, al mismo tiempo.

Acerca del concurso 

La iniciativa Impulso para el Cambio está liderada por la Convención Marco de las Naciones Unidas por el Cambio Climático (CMNUCC) y tiene como objetivo destacar algunos ejemplos de cómo las personas están actuando para afrontar el cambio climático de forma innovadora. 

Se buscan ejemplos que puedan ser replicados en otras situaciones a una mayor escala. De esta manera, el concurso es un esfuerzo por movilizar a la acción y a la ambición de los gobiernos nacionales para adoptar un nuevo acuerdo universal sobre cambio climático en la COP21.

Las 16 iniciativas ganadoras han sido seleccionadas por un panel consultivo internacional de 24 miembros. Entre ellas figuran otras 3 iniciativas de latinoamérica, entre las que destaca Ciudades Emergentes y Sostenibles de Colombia que ha permitido que 40 ciudades de América Latina actúen frente al cambio climático.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de