En una reunión en Luxemburgo, los ministros europeos de Medio Ambiente han examinado la situación de cara a la conferencia sobre desarrollo sostenible y "España ha manifestado su preocupación para la situación en que se encuentran las negociaciones de los acuerdos para Río+20", según ha explicado el titular español al término del encuentro.

Los Veintisiete han estudiado sendos informes de la Comisión Europea y de la presidencia danesa de la UE sobre el nivel de progresos y han constatado que "apenas una quinta parte de las conclusiones finales están acordadas", ha dicho el ministro.

Arias Cañete ha lamentado que sigan pendientes de consenso asuntos "fundamentales" como la llamada “hoja de ruta” para la economía verde, los objetivos de desarrollo sostenible y la gobernanza internacional de tal desarrollo.

España ve con preocupación esta situación y llama a lograr compromisos que "garanticen la transición hacia una economía verde baja en carbono y eficiente en el uso de los recursos", al tiempo que espera que los acuerdos suscritos en el seno de Naciones Unidas tengan como meta primera "la erradicación de la pobreza y la consecución del desarrollo sostenible".

Arias Cañete ha reiterado la voluntad del Gobierno de que el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), que en la actualidad preside España, juegue un "papel clave" en Río+20. Una relevancia que España quiere apoyar con una delegación del más alto nivel, encabezada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado el ministro.

También ha subrayado la necesidad de progresar en "la reforma institucional del desarrollo sostenible", en especial con el "fortalecimiento de la gobernanza medioambiental a nivel mundial".

Piden a Rajoy que rechace la Economía Verde

A su vez, organizaciones sociales y ecologistas han pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a través de una carta, que rechace la “Economía Verde” en Río+20, y que apueste por "una agenda comercial internacional que ponga la sostenibilidad del planeta y la justicia social en el centro de las políticas".

En este sentido, los miembros de la Plataforma “¿Economía Verde?, ¡Futuro imposible!” han reclamado a Rajoy que aproveche la oportunidad que le brinda su participación en la Conferencia para promover un giro a nivel mundial al modelo actual, que califican como "insostenible", y que rechace el capitalismo verde, controlando la actuación de las corporaciones y promoviendo el acceso a los recursos en los países del Sur.

Los ecologistas advierten de que el concepto de “Economía Verde” "quiere presentarse como una especie de capitalismo bueno, cuando en realidad es una coartada para profundizar en un sistema de acumulación creciente que pondrá aún más presión sobre los recursos naturales y aumentará la desigualdad". "El gobierno español debe rechazar esta lógica perversa que producirá la profundización de una mercantilización de la naturaleza", han apostillado.

Esta alianza, que aboga por una alternativa ecológica, social, y urgente al capitalismo, ha solicitado asimismo al Presidente que defienda en Rio+20 "la capacidad soberana de los Estados de decidir sobre sus recursos naturales, algo que hasta ahora en el documento del “Borrador cero” de las negociaciones está en entredicho".

Así, concluyen que "la imposición de agendas comerciales abusivas a los países del Sur pone en riesgo el acceso a los recursos naturales y a una vida digna por parte de una gran parte de la población". Por ello, insisten en que "Rajoy debe defender un giro en el modelo de producción y consumo de las economías ricas que conduzca al establecimiento de límites en el uso de recursos en el Norte, para que pueda haber un acceso equitativo a los mismos a nivel planetario".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de