La Comisión Europea ha publicado hoy su propuesta bienal sobre las oportunidades pesqueras para las especies de profundidad durante 2015 y 2016. Aunque la propuesta de Totales Admisibles de Captura (TAC) para la mayoría de las especies sigue las recomendaciones científicas, la Comisión se ha negado a proponer las drásticas reducciones que proponían los científicos para tres stocks clave y no ha tenido en cuenta los impactos sobre el ecosistema. Oceana considera que esta decisión es contraria al enfoque de precaución, especialmente si consideramos la gran vulnerabilidad a la sobrepesca de las especies de profundidad.

“Está reconocido que las especies y ecosistemas de profundidad resultan muy vulnerables a los impactos de la presión pesquera intensa debido a que su capacidad de recuperación es extremadamente limitada”, declara Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa. “Para estos stocks, es imprescindible adherirse estrictamente a las recomendaciones científicas porque el riesgo de actuar de otro modo es simplemente excesivo”.

El Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, por sus siglas en inglés), la organización científica que aconseja a la UE sobre aspectos marinos, ha pedido explícitamente reducciones significativas e incluso cierres de pesquerías en varios stocks de granadero y besugo. En todos estos casos, la Comisión ha optado simplemente por una mera reducción de capturas del 20% anual. Por el contrario los límites propuestos para especies como el sable negro, el alfonsino, el reloj anaranjado y la brótola de fango si siguien las recomendaciones científicas. En el caso de los tiburones de profundidad –unas 20 especies para las que su captura ha estado prohibida en los últimos años debido a un declive preocupante- la Comisión no ha hecho ninguna propuesta porque las recomendaciones científicas no están todavía disponibles.

Además de la necesidad de seguir las recomendaciones científicas a la hora de fijar los niveles de capturas, Oceana recomienda que las oportunidades pesqueras también tengan en cuenta los impactos sobre especies no objetivo y hábitats. Por ejemplo, Oceana se opone a la propuesta de aumentar un 10% las capturas de brótola de fango, porque estas pesquerías emplean el arrastre de fondo, un arte de pesca que captura grandes cantidades de especies no objetivo y daña comunidades de corales de profundidad.    

"Los modelos de evaluación científica estiman únicamente las capturas que podrían resultar sostenibles para la especie evaluada, sin llegar a tener en cuenta si estos valores de capturas también son sostenibles para el resto de capturas accesorias y el ecosistema en su conjunto”, añade Javier López, científico marino de Oceana en Europa. “Instamos al Consejo de Pesca de la UE a que actúe en consonancia con los objetivos de sostenibilidad acordados en la nueva política pesquera común a la hora de decidir su posición final sobre estas especies en su reunión de noviembre”     

HomeOceana califica de poco ambiciosa la propuesta de la Comisión Europea sobre pesca de profundidad



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de