Ambas convocatorias de ayuda y sus características se recogen en sendas órdenes forales firmadas por la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Begoña Sanzberro Iturriria, y publicadas en el Boletín Oficial de Navarra.

Se destinarán 168.900 euros para impulsar la presencia estable de guardas de caza en los acotados con el fin de dotarlos de la vigilancia necesaria de acuerdo al Plan de Ordenación Cinegética, así como de servir de enlace entre la Administración, cazadores y agricultores, realizar un control y prevención de los daños a la agricultura, y llevar a cabo un control y seguimiento de especies cinegéticas de acuerdo a los criterios de gestión sostenible.

Por otro lado, se han presupuestado 124.900 euros para la colocación de barreras físicas que servirán para la protección de determinados cultivos permanentes o de alto valor económico, con el fin de evitar o reducir los daños que producen las especies cinegéticas. Los titulares del aprovechamiento cinegético, en colaboración con los propietarios afectados, deben adoptar estos sistemas de protección para evitar el riesgo de daños.

También se favorecerá a través de esta ayuda la protección y conservación de la fauna silvestre cinegética, se subvencionan actividades para la mejora del hábitat, tales como siembras para la caza o construcción de pequeñas balsas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de