Mar verde 

No es frecuente ver una de las mejores playas de Valencia de color verde, sinónimo de suciedad. Es lo que ocurrió antes de ayer a partir de las dos de la tarde en el litoral de la Albufera, desde la desembocadura del Puchol en dirección a la pedanía de El Perellonet. El motivo fue la apertura de las compuertas que conectan con el lago, indicaron fuentes de la asociación de vecinos La Devesa.

Las altas temperaturas de estos días han podido acelerar el cambio de color del agua y el humedal, convirtiendo la lámina de agua en un espejo de color verde. Desde la entidad vecinal denunciaron que las compuertas deberían abrirse a última hora de la tarde y por la noche. "Hacerlo en mitad del día es lo frecuente, lo que siempre hacen, y da una imagen de nuestras playas muy malas", señalaron.

La concentración de nutrientes por la falta de renovación del caudal aumenta el color verde, es decir, la pudrición del caudal. Los campos de arroz están ahora secos y el lago no tiene unos niveles de agua demasiado altos, por lo que otras fuentes no acertaron a entender el motivo de que se vertiera agua a las playas.

La entidad vecinal alertó de que "no es la primera vez que pasa, desde luego", además de señalar que se han registrado ocasiones donde queda una capa de espuma en la orilla. "Es desagradable para los bañistas y para todos los que vivimos aquí", finalizaron.