La Comunidad ha autorizado contratar dos helicópteros para la extinción de incendios forestales por un importe de 1,9 millones para los años 2015 y 2016. Este contrato permitirá seguir contando durante la campaña estival con dos de los medios aéreos de apoyo que resultan fundamentales en la prevención y lucha contra incendios que, junto con el resto de medios, permiten a los profesionales dar una respuesta rápida y eficaz. 

Concretamente, las dos aeronaves contratadas introducen una mejora respecto a las de años anteriores y es que disponen de una mayor velocidad de vuelo. Estos helicópteros forman parte de un conjunto de medios materiales y humanos que en la época de mayor riesgo de incendio suman 520 vehículos, 9 helicópteros, entre ellos un avión anfibio, y más de 2.600 efectivos que se integran en las labores de prevención y lucha contra los incendios.

El Gobierno regional mantiene así su compromiso de dotar a los bomberos regionales de los medios necesarios para que puedan desarrollar sus labores con total eficacia, especialmente, ante aquellos siniestros de mayor gravedad y en las épocas de mayor riesgo. De hecho, el trabajo que realizan los profesionales dedicados a la prevención y extinción de incendios permitió que la última campaña estival se cerrara sin ningún gran incendio, con un total de 347 fuegos registrados de los que el 82% quedaron en "conato".

También hay que resaltar la importancia de las labores de prevención durante el resto del año, así como la mejora de los medios y equipos. En este año las principales novedades han sido la incorporación de un nuevo simulador capaz de predecir la evolución de incendio forestal con 36 horas de antelación, y un nuevo avión anfibio con capacidad para lanzar hasta 3.100 litros de agua en cada descarga y un depósito de 60 litros de espumógeno o similar que actúa como retardante con el agua.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de