Central nuclear de Zorita
Central nuclear de Zorita en Guadalajara

Los residuos nucleares aún presentes en la central de Zorita (Guadalajara) han empezado a ser desalojados. Se trata, fundamentalmente, de restos de uranio. Los responsables de las instalaciones confirmaron que ayer comenzó el desplazamiento de los residuos.

Cronológicamente, la central de Zorita es la primera instalación enfocada a la producción de energía a partir de sustancias radiactivas. Pertenece a las llamadas centrales de “primera generación”. Y comenzó a funcionar en agosto de 1969. Convertida en un símbolo, desde hace años buena parte del movimiento ecologista antinuclear ha centrado sus esfuerzos en cerrar Zorita. Finalmente, el Ministerio de Economía puso una fecha de clausura, que situó en el 30 de abril de 2006.

Desde entonces, los residuos nucleres y restos de su actividad han permanecido en una “piscina”. El traslado de este material a un “almacén temporal”, iniciado ayer, es el principio oficial del desmantelamiento de la central.

Electricidad para tres cuartas partes de Guadalajara

Zorita se encuentra en el término municipal de Almonacid de Zorita, en Guadalajara, junto al río Tajo. Las instalaciones son propiedad de Unión Eléctrica Fenosa.

Sólo en 2003, la central produjo 1.139 millones de kilovatios/hora, suficientes para abastecer de electricidad al 75% de la provincia de Guadalajara.

El traslado de los residuos se lleva a cabo en el interior de un contenedor rodeado de agua, que debe enfriar el material. Después, se cierra en una cápsula que se introduce en una capa de hormigón (de un metro). En este estado, los residuos son trasladados hasta el “almacén temporal”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de