La intervención se ha saldado con doce detenidos entre los que se contaba el Patrón mayor de la cofradía de Vigo y que podrían enfrentarse a penas de cárcel e inhabilitación por tenencia de explosivos y delito medioambiental.

En esta ocasión sí que se ha dado un golpe contundente contra la utilización de dinamita en la pesca,  que era de conocimiento generalizado entre el sector pesquero y los habitantes de las zonas costeras de Galicia.

Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa, ha reconocido que la detección del empleo de explosivos puede resultar compleja, pero afirma que el sector pesquero que utiliza esta técnica se ha visto, además, beneficiado durante décadas de la laxitud de las Administraciones al hacer cumplir la ley.

Un enorme daño en los ecosistemas marinos

La organización internacional de conservación marina solicita, OCEANA, que se inhabilite permanentemente a los armadores y tripulantes, y se desguacen sus embarcaciones, dado el enorme daño que causan estas prácticas a los ecosistemas marinos.

“Acabar con la utilización de explosivos en Galicia no sólo precisa control constante y estricto de los puertos por parte de la Administración, sino también mayor compromiso del sector pesquero que les lleve a denunciar a los culpables”, ha afirmado Pastor. “Los barcos implicados deben ser desguazados y sus tripulantes inhabilitados para la práctica de la pesca”.

Para Oceana, es satisfactorio escuchar al Presidente de la Confederación de Cofradías de Pescadores de Galicia censurar ahora la pesca con dinamita, y atribuirla a una minoría. Sin embargo, la organización conservacionista se pregunta si es posible que los dirigentes del sector pesquero, tanto en Galicia como en la Federación de Cofradías de Pescadores en Madrid, desconocieran hasta hoy que determinados barcos y tripulaciones estaban utilizando explosivos para pescar desde hace ya muchos años.

Desorienta a los bancos de sardinas

En los últimos meses se han producido amenazas contra algunos pescadores que, de forma individual, habían denunciado esta práctica. En algún caso, los artes de pesca de alguno de los denunciantes han sido incendiados en represalia.

La pesca con explosivos, generalmente dinamita, se desarrolla ilegalmente en Galicia para la captura de sardina. La onda expansiva desorienta los bancos de sardinas, que suben a la superficie y allí son capturados. Cada explosión causa grave impacto en el medio, matando a prácticamente todos los seres vivos presentes en el área afectada, incluido gran número de especies comerciales.

Además, especies protegidas como los mamíferos marinos se pueden ver seriamente afectadas en sus conductos auditivos por las detonaciones, que en el mar alcanzan mucho más alcance debido a la gran conductividad sonora del agua.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de