El Colegio de Ambientólogos de Cataluña (Coamb) han reclamado este jueves al Gobierno catalán replantear el proyecto Eurovegas por otro que se base en una economía del conocimiento relacionada con actividades propias y con un espíritu eco-innovador.

La entidad ha advertido del peligro de superar los límites de los sistemas naturales y la capacidad de la Región Metropolitana de Barcelona y se ha mostrado a favor de apostar por una "economía verde que siga el espíritu Río+20, lo cual evitaría la fuga de profesionales altamente cualificados" y el empobrecimiento del capital humano e intelectual del territorio.

En un documento de reflexiones, también advierte de la falta de transparencia del Govern en este proceso que, a su juicio, pone de manifiesto los impactos ambientales y sociales que podría comportar su ejecución.

La planificación de grandes espacios monofuncionales contradice los criterios de planteamiento territorial publicados por el propio Govern, que establecen "evitar la segregaciónes espaciales de las áreas urbanas, proteger los espacios agrarios y hacer de la movilidad un derecho y no una obligación", según el colegio.

Además, alerta de que el proyecto "comporta implicaciones en términos de consumo de energía y emisiones de gas de efecto hivernáculo asociadas al transporte" y aumentará la generación de residuos municipales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de