El proyecto se llevará a cabo a través de un consorcio formado por cinco entidades: el CTAER (Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables), como coordinador beneficiario; la  Universidad de Sevilla; el CIEMAT (organismo público de investigación adscrito al Ministerio de  Economía y Competitividad); el Centro Tecnológico CARTIF y la empresa Bioprocessors New Generation, S.L. Además cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Sevilla.

El Presupuesto del proyecto que asciende a 1 543 600 €, cuenta con una contribución europea de 756 870 €; y tiene una duración de tres años, desde el próximo 1 de octubre hasta el 29 de septiembre de 2017. Forma parte de los nuevos proyectos aprobados por la Comisión Europea a finales del pasado mes de abril, con cargos al fondo de medio ambiente de la Unión Europea, canalizados a través de programa LIFE.

El objetivo general de LIFE BIOSEVILLE es “el desarrollo de un sistema integrado y sostenible de valorización de aceites de fritura generados en la ciudad de Sevilla mediante la producción de un nuevo biocombustible formado por esteres metílicos y esteres de glicerina más competitivo y eficiente”. Entre los objetivos secundarios cabe destacar la producción de ésteres metílicos mediante una tecnología innovadora de transesterificación,  la producción de glicerina técnica con al menos 95% de pureza (mediante tecnología de membranas), la producción de ésteres de glicerina a partir de glicerina técnica y ácido acético (mediante catálisis ácida) y la demostración de las mejoras en el proceso de combustión del nuevo biocombustible, mediante la medida de las emisiones en banco motor y en condiciones reales de operación de un autobús de la flota de autobuses urbanos de la ciudad de Sevilla TUSSAM.

 La participación del CIEMAT desde el Grupo de Emisiones de Vehículos (GEV) del departamento de Medio Ambiente y bajo la responsabilidad de la Dra. Carmen Barrios está enfocada a la medida de emisiones contaminantes provenientes de motores y vehículos en funcionamiento real cuando usan biodiesel y bioaditivos obtenidos a partir de aceite de fritura. Las acciones del proyecto LIFE BIOSEVILLE en las que el GEV es responsable son: 1) Demostración de la mejora en el proceso de combustión del biocombustible (ésteres metílicos + bioaditivo). Medida de emisiones en banco motor. Y 2) Medida de las emisiones en los autobuses TUSSAM. El GEV tiene experiencia en los dos campos gracias a otros proyectos de investigación en la misma temática y a diferentes asistencias técnicas realizadas a empresas para la medida de emisiones contaminantes en autobús. La participación del GEV en el proyecto LIFE BIOSEVILLE se completa con el seguimiento del  impacto de las acciones del proyecto, con las acciones de comunicación y difusión, y con la gestión y seguimiento del progreso del proyecto.

El principal resultado que se espera a la finalización del proyecto LIFE BIOSEVILLE es demostrar la sostenibilidad ambiental, energética y económica de la gestión y valorización de los aceites de fritura generados en la ciudad de Sevilla, y la reducción de las emisiones contaminantes y gases de efecto invernadero al utilizar en la flota de autobuses de la ciudad de Sevilla el nuevo biocombustible producido. Considerando la optimización del proceso de producción de biocombustible y la creación de una cadena de valor en torno a los aceites de fritura como materia prima renovable, se podrá generar una estrategia europea de movilidad sostenible para la mejora de la competitividad de los biocombustibles frente a los combustibles fósiles. Esto permitirá por un lado, ampliar el uso de biocombustible no sólo en las flotas de transporte público sino también en el transporte privado y por otro lado, cerrar el ciclo de un residuo altamente contaminante mediante su reciclado para la obtención de un recurso energético, lo que tendría consecuencias medioambientales positivas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de