Los detalles sobre esta investigación y otros estudios con contaminantes persistentes serán presentados en el 34º congreso internacional Dioxin 2014 que se celebra en Madrid

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) estudian las concentraciones de contaminantes tóxicos, como el DDT y sus metabolitos, en niños recién nacidos de países africanos en los que, desde 2005, se ha generalizado el empleo de pesticidas para luchar contra la malaria. Los científicos han detectado “un incremento significativo” de estos contaminantes en bebés cuyas madres estuvieron expuestas directamente a los pesticidas destinados a acabar con el mosquito portador de la enfermedad.

Los detalles sobre esta y otras investigaciones se presentan esta semana en Madrid en el marco del 34º Simposio Internacional sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes Halogenados (Dioxin 2014). Científicos, gestores y empresarios exponen hasta el viernes, 5 de septiembre, los últimos avances en el conocimiento de este tipo de contaminantes, en su mayoría sustancias químicas generadas por el hombre que suponen una amenaza para el medio ambiente y la salud.

 

 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de