Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra hoy, Solomont y Ramos de Armas se reunieron ayer en la residencia del embajador para "reforzar" la colaboración de ambos países en este ámbito y han plantado un madroño, cedido por el MAGRAMA, en el jardín de la residencia oficial.

En esta zona, según ha explicado Solomont, se ha inaugurado recientemente un huerto con productos para el servicio de la Embajada, dentro de la nueva política del Departamento de Estado que dirige Hillary Clinton y que apuesta por la eficiencia energética. En este aspecto, el embajador ha explicado que las legaciones diplomáticas y otros edificios oficiales de Estados Unidos han ahorrado "miles de euros" en energía con la implantación de medidas de eficiencia en los edificios.

Además, ha subrayado la importancia de los árboles tanto para la tierra como por los "beneficios numerosos que proporcionan a la sociedad", ya que entre otras cuestiones contribuyen a la elaboración de medicamentos para la salud.

Por su parte, el Secretario de Estado ha asegurado que la conservación es "estratégica" para el Gobierno y que precisamente, la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, este año coincide con el 40 aniversario de la Conferencia de Estocolmo y con el 20 aniversario de la Conferencia de Río, que se conmemorará las próximas semanas con la Cumbre de Río+20 dedicada al desarrollo sostenible.

Asimismo, ha subrayado que el Ministerio no imagina un futuro ni un desarrollo que no sean verdes aunque el "secreto del éxito" estará en con qué velocidad se consigue un desarrollo que provoque menos impacto y que sea más eficaz en el uso de los recursos. "Ya no imaginamos un paso atrás. Nos tocará inventar el modelo para que esto se lleve a cabo", ha apuntado.

Tras la reunión con el embajador, Ramos ha apostado por la "necesaria colaboración" entre Estados Unidos y España para aunar, tanto a nivel bilateral como en foros internacionales, posturas sobre desarrollo sostenible, especialmente en la actualidad en la que, en su opinión, "el crecimiento verde constituye una opción de crecimiento para hacer compatible la superación de la crisis, el desarrollo de las regiones más atrasadas y la conservación de la naturaleza".

Palomares en la agenda bilateral

Por otro lado, tras concluir la plantación del madroño, ambos representantes han apuntado en declaraciones a medios de comunicación que los residuos de Palomares, restos radiactivos que dejaron en Almería dos bombas con capacidad atómica en 1966, siguen siendo un tema en la agenda bilateral.

A este respecto, el secretario de Estado ha dicho que el asunto está "en la agenda" para lograr una solución, en la que España cuenta con la colaboración de Estados Unidos. Por su parte, Solomont ha apuntado que es un tema en el que se está "trabajando arduamente" entre ambos países.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de