La secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, ha celebrado la toma de posesión de Barack Obama al frente de la Presidencia de Estados Unidos al señalar que es “una excelente noticia” porque “una y otra vez” ha reiterado que su “prioridad” en acción exterior es “el cambio climático” después del trabajo multilateral y Guantánamo, Irak y Afganistán.

“Creo que es extremadamente significativo”, señaló la Ministra, al tiempo que celebró que hace unos días el próximo presidente estadounidense destacó “entre sus referencias constructivas” la apuesta en términos política industrial energética de España por las energías renovables que ha permitido “una ventaja competitiva importante” en el actual panorama energético.

Paticipación activa y global

Ribera subrayó que el nuevo presidente ha expresado “la intención de participar muy activamente” en la Conferencia de Naciones Unidas de Cambio Climático de Copenhague (COP15), que se celebrará en diciembre en el país danés y donde se deberán adoptar acuerdos concretos en esa materia.

En su opinión, es “muy difícil” exigir reducir las emisiones y un cambio de modelo energético industrial a países como China o India si los países “con capacidad tecnológica y financiera y un peso relativo y una responsabilidad histórica tan grande como Estados Unidos permanecían alejados de ese esquema”. Por último, pronosticó que el papel del primer presidente negro del país norteamericano resultará “un detonador clave para los acuerdos que se pueden alcanzar en Copenhague”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de