La reunión se celebra en la antesala de la Conferencia de Desarrollo Sostenible Río+20, el encuentro sobre desarrollo sostenible más importante de la última década, que tendrá lugar en esta región.

El XVIII Foro de Ministros y Ministras de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe se celebra en la ciudad de Quito, Ecuador, del 31 de enero al 3 de febrero, organizado por el Ministerio de Ambiente de Ecuador junto con el Ministerio Coordinador de Patrimonio. La secretaría del Foro la asume el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), cuya representación está encabezada por el director ejecutivo, Achim Steiner, y la directora y representante regional, Margarita Astrálaga.

Durante los dos primeros días, ha tenido lugar la Reunión de Expertos y Expertas de Alto Nivel, que da paso a la Reunión del Foro de Ministros y Ministras de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe.

Objetivos de la Reunión

La cita de Quito persigue una serie de objetivos concretos, incluyendo el propio análisis del funcionamiento del Foro de Ministros y Ministras y sus instrumentos. Los representantes de los países intercambiarán información y experiencias sobre la aplicación de los acuerdos de Río 1992, y deliberarán sobre los problemas nuevos, emergentes y prioritarios para la región, de cara a Río+20.

Con la mirada puesta en esa conferencia, los ministros y ministras de medio ambiente avanzarán en la definición de un proceso que garantice la transformación del modelo de desarrollo hacia uno que promueva una estrategia económica regional incluyente, sostenible, democrática, que respete los límites de la naturaleza y la construcción de una nueva métrica para el desarrollo.

La elevada participación prevista en la XVIII Reunión del Foro de Ministros y Ministras de Medio Ambiente facilita la búsqueda de un acuerdo político regional en torno al desarrollo sostenible.

Otra de las metas es promover la conformación de una nueva gobernanza para la sostenibilidad, que incluya un pacto ético y de gobernabilidad, mecanismos de financiamiento y redistribución global, para fortalecer los marcos institucionales del desarrollo sostenible en todos los niveles.

La Reunión de Quito, a pocos meses de la cita de Río+20, es una oportunidad para impulsar un cambio de parámetros, una nueva forma de entender el desarrollo más inclusiva, que permita reducir la pobreza, proteger el medio ambiente, y compartir con las siguientes generaciones el disfrute de los recursos del planeta.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de