Al acto, celebrado en Salamanca, también asistió el subdelegado del Gobierno en la ciudad, Javier Galán Serrano, entre otras autoridades y vecinos.
 
Ribera del Tormes

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Confederación Hidrográfica del Duero, invertirá 1.088.998 euros en la recuperación medioambiental de la ribera de la margen derecha del Tormes a su paso por Salamanca, entre la estación de tratamiento de agua potable (ETAP) y el puente de Juan Carlos I.
 
Esta actuación, que forma parte del II Plan de Restauración de Riberas que el MAGRAMA ejecuta en la cuenca del Duero, será financiada en un 80% por fondos europeos.
 
Este proyecto tiene como principal objetivo el acondicionamiento de las riberas y el entorno del río Tormes mediante la construcción de sendas, carriles bici y áreas de descanso. También se restituirá la vegetación riparia autóctona, tanto arbórea como arbustiva, y se crearán sistemas contra la erosión de las márgenes. Además, se construirán pasarelas longitudinales de madera que permitan salvar las zonas discontinuas de la senda.
 
Las obras consistirán en el saneo de la vegetación en el entorno de la ETAP mediante limpieza y poda, recuperando el paisaje característico de un espacio fluvial. También se plantarán especies autóctonas arbóreas, arbustivas y gramíneas entre la ETAP y el puente de Juan Carlos I.

Además, se crearán más de 650 metros de senda y carril bici adyacentes a la ribera y se construirán dos pasarelas longitudinales de madera, de 60 y 22 metros de longitud, que permiten conectar los distintos tramos del conjunto senda-carril bici. Por último, se creará una zona de esparcimiento en la escombrera existente, que incluya la extensión de tierra vegetal, plantaciones de especies autóctonas, paseos de pavimento natural y dotaciones de uso público, recuperando este punto tanto medioambiental como socialmente y potenciando aún más el uso recreativo.
 
Mejora de la EDAR

En lo que se refiere al Proyecto de mejora de las instalaciones actuales y la eliminación de nutrientes de la EDAR de Salamanca, la inversión total se acercará a los 4 millones de euros, y responde al compromiso adquirido en el Protocolo suscrito entre el Estado y la Junta de Castilla y León para abordar las obras previstas en el Plan Nacional de Calidad de las Aguas correspondiente a la cuenca del Duero, en cumplimiento de la Directiva Comunitaria 91/271 CEE y, en concreto, la eliminación de nitrógeno y fósforo responsables de la eutrofización en las zonas sensibles declaradas oficialmente.
 
El sistema aplicado, novedoso en España, consiste en la utilización del proceso “ANAMOX” con bacterias especializadas que reducirán el nitrógeno amoniacal sin necesidad de mayor aporte energético y por tanto con reducción del coste en la explotación.
 
El resto de actuaciones, no menos importantes, consisten en la mejora de las instalaciones existentes que, después de más de 12 años de explotación, necesita la reparación de parte de los procesos para la correcta depuración de las aguas residuales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de